El profesor Jorge González Izquierdo de la Universidad del Pacífico, en Perú, visitó la sede de FEDECÁMARAS para exponer sobre las políticas gubernamentales que ayudaron a su país a superar la crisis económica. Su presentación ocurrió en el marco de la septuagésima segunda Asamblea Anual de FEDECÁMARAS, Construyendo país y futuro.

Narró que en 1985, el gobierno del presidente Ala García decidió atacar el problema económico peruano con dos estrategias fundamentales: congelar precios y subir los salarios del sector público y el privado.  “Como el cáncer,  silencioso, se estaban generando tremendas distorsiones en la economía”.

Los resultados, cuando García dejó el Gobierno y llegó el presidente Alberto Fujimori, eran la hiperinflación, el déficit fiscal, la pérdida de las reservas del país y la recesión. “¿Qué se hizo? ¿Cómo se enfrentó esta situación tan difícil? Se propusieron varias cosas: primero, una fase de estabilización, fundamentalmente matar la hiperinflación; segundo, reinsertar al Perú en los circuitos financieros internacionales, porque cuando el señor Alan García dijo que solo pagaba el 10% de la deuda, ¿qué hizo el resto del mundo?, nos apartó; tercero, reestablecer la estructura de precios; y cuarto, detener el proceso recesivo”.

Explicó que Perú asumió la liberalización de la economía y redujo la influencia del Estado para competir en los mercados internacionales. “Se realizó una serie de reformas estructurales, privatización de empresas públicas, el Estado tenía hasta cines, ¡cines! De 164 empresas públicas, 163 daban pérdidas. ¿Qué hizo el Gobierno? Se las pasó al sector privado para que fueran eficientes”.

“Entonces, la economía comienza a normalizarse. Cuando ocurre el shock la inflación crece, pero después baja. A las grandes hiperinflaciones hay que entrarles y cortarles la yugular, ¡y mira los resultados! En el corto plazo se desplomó la producción, pero solo duró dos trimestres la caída, y rapidito la economía comenzó a crecer”, detalló González Izquierdo.

“La experiencia peruana ha demostrado a nivel mundial que es muy fácil comprar bienestar. Cuando un Gobierno tiene dólares para gastar puede tranquilamente controlar precios y dar poder de gasto a la gente, pero solo un tiempo. Cuando compro bienestar, por atrás van germinando distorsiones muy grandes”, reflexionó el profesor.

“A la economía no trates de engañarla. Un precio es como un espejo en el cual se refleja la escasez del producto: cuando controlas un precio le pones grasa a ese espejo. No controles los precios porque siempre te van a ganar”, recomendó.

Afirmó que lo que el mundo puede aprender de la experiencia peruana es a buscar una economía de libre mercado, a separar la política del manejo económico, especialmente en lo que se refiere al gasto público y el manejo del Banco Central, y a no combatir la inflación controlando precios, porque eso es un engaño que en el corto plazo crea mayores perjuicios a la sociedad. Al final, la solución a cualquier crisis económica es la mejora de las capacidades productivas y competitivas.

La 72° Asamblea Anual de FEDECÁMARAS

Este lunes 27 de junio, la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (FEDECÁMARAS) instaló su septuagésima segunda Asamblea Anual, Construyendo país y futuro, con la cual el organismo gremial reunió a sus afiliados de todo el país para presentar la memoria de un año de trabajo y anunciar los proyectos dirigidos al rescate de las libertades económicas y al fortalecimiento de la economía nacional.

Prensa FEDECÁMARAS, 28 de junio de 2016.

Redacción: Lic. Víctor Manuel Álvarez Riccio

 

Pin It on Pinterest

Share This