El presidente de Consecomercio, Felipe Capozzolo, afirmó que es fundamental que el trabajo y el cuidado de la salud de los venezolanos vayan de la mano durante el tiempo que dure la pandemia, para garantizar la operatividad de las empresas, y proteger las fuentes de ingresos de los ciudadanos.

Insistió en que no existe relación alguna entre la producción y el contagio, así como tampoco entre el trabajo decente y el coronavirus.

«Hacer país no va a incrementar los contagios, la gente necesita trabajar para progresar».

«Hoy estamos frente a una encrucijada: salimos a la calle a riesgo de contagiarnos o nos quedamos en casa a esperar que el hambre nos toque el timbre (…) En esta nueva realidad hay que trabajar y crear las condiciones para el justo balance entre bioseguridad, producción y conciencia ciudadana», subrayó.

Una estrategia insuficiente

Felipe Capozzolo reiteró que una semana no es suficiente para que las empresas y los comercios puedan hacer frente a sus gastos y compromisos laborales, como se pretende erróneamente con el sostenido esquema de flexibilización 7+7.

«Hay empresas que por su naturaleza no pueden estar constantemente apagando y prendiendo sus procesos (…) Una semana es un lapso de tiempo insuficiente para desarrollar cualquier actividad y pagar la nómina de los colaboradores», enfatizó.

En tal sentido, exhortó al Ejecutivo Nacional a permitir que todos los sectores productivos se incorporen totalmente, sin mayores restricciones y sin interrupciones para producir.

 «No habrá salud si no se garantizan las condiciones de bienestar en el hogar y eso solo es posible mediante el empleo estable».

Fuente: Unión Radio

Lea también:

COMPARTA ESTA PUBLICACIÓN