El país requiere de una política audaz de recuperación del poder de compra de los venezolanos, que permita impulsar el consumo y reactivar al sector productivo nacional

La Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos (Cavidea) presentó, en la asamblea anual de Fedecámaras, un conjunto de propuestas para reimpulsar el consumo de alimentos y reactivar el aparato productivo nacional, al tiempo que permitan generar empleos estables, contribuir a la recaudación de impuestos y recuperar las cadenas agroproductivas del país.

En los últimos años Cavidea, ha planteado distintas opciones para defender y rescatar lo “Hecho en Venezuela” y hoy más que nunca la industria está lista para hacerlo realidad. “Lo Hecho en Venezuela es totalmente posible, y además es una necesidad que no debe postergarse más, porque de eso depende el futuro de todos los venezolanos. Un país con una industria nacional fuerte es un país capaz de alimentar a sus ciudadanos, darle empleo estable a su gente y generar recursos para pagar lo que no es capaz de producir nacionalmente”, puntualizó Manuel Felipe Larrazábal, presidente de la cámara.

A juicio de Cavidea, el país requiere de una política audaz de recuperación del poder de compra de los venezolanos, que permita impulsar el consumo y reactivar al sector productivo nacional. Estas nuevas líneas de acción con base en la realidad que vive actualmente el país, presentadas por Larrazábal, apuntan a:

  1. Recuperar el ingreso real de los venezolanos y asistencia focalizada en los grupos vulnerables
  2. Reactivar el aparato productivo nacional y el tejido comercial del país, mediante la recuperación de la confianza en el país y la promoción de la inversión pública y privada
  3. Recuperar los servicios públicos (luz, agua, salud, combustible, trámites) con planes focalizados para la cadena agro-productiva
  4. Recuperar la producción agrícola nacional en rubros donde somos competitivos
  5. Atender el problema de la deuda comercial adquirida con los proveedores internacionales durante el control de cambio y tener acceso al financiamiento en bolívares a través de la banca privada
  6. Eliminar controles que retrasan y encarecen las labores de producción y comercialización
  7. Defender lo “Hecho en Venezuela”, que genera fuentes de empleo estables y es lo que prefieren los venezolanos

“A pesar de la actual crisis económica y de una contracción sin precedentes de la actividad productiva del país, el sector agroindustrial venezolano tiene la capacidad de atender la demanda de alimentos del país y responder muy rápido a un incremento en los niveles de consumo, si se toman las medidas correctas”, advirtió Larrazábal.  “Tenemos la capacidad y estamos listos para hacerlo”, aseguró.

El vocero también hizo énfasis en que el sector privado tiene la capacidad de abastecer la demanda y contribuir a reactivar las cadenas productivas. “Si se dan las condiciones antes descritas, podemos ofrecer los productos que requieren los venezolanos a precios competitivos, generando empleo, pagando impuestos y reactivando a toda la cadena, además de propiciar una ventaja muy importante sobre la importación de productos terminados”, puntualizó.

Cavidea considera que el cambio en las políticas económicas que han afectado severamente la viabilidad de la industria agroalimentaria nacional, no debe postergarse más. “Desde la industria de alimentos confiamos en que todas estas propuestas sean articuladas a la brevedad por el bienestar de la población venezolana. Solo así podremos recuperar la confianza en el país, promover la inversión pública y privada; y generar empleos productivos y sustentables en el tiempo”, finalizó Larrazábal.

Fuente: Cavidea

Pin It on Pinterest

Share This