Empresarios solicitan al Ejecutivo nacional “reaccionar” ante la situación de “crisis y hambre” que viven los venezolanos y que trae como consecuencia saqueos y actos vandálicos

La crisis socioeconómica que persiste en Venezuela, pese a los intentos del Gobierno nacional por apaliarla, ha generado acciones sociales preocupantes: saqueos, actos vandálicos, desempleo e inseguridad, principalmente por la reinante escasez de alimentos que desmejora la calidad de vida de los ciudadanos.

Los empresarios que integran Fedecámaras Bolívar están claros que la falta de producción es el problema, no la distribución de los productos, como pretenden hacer ver las autoridades; aunado el control de precios y de cambio y la expropiación.

“Mientras el Gobierno no genere las divisas que necesita el sector privado para adquirir materia prima y producir, la escasez se mantendrá”, afirmó Fernando Cepeda, presidente del organismo empresarial. Explicó que los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) no son la solución, pues la poca producción que hay en el país no alcanza para abastecer a la población.

Solicitó al Ejecutivo a “reaccionar” ante la situación de “crisis y hambre” que viven los venezolanos y a tomar medidas que eviten los saqueos en locales comerciales. “Saquear negocios empobrece a la nación: se pierde la inversión y genera desempleo. Si se siguen repitiendo estos actos será más complicado recuperar al país”, dijo el economista.

Al mismo tiempo, se solidarizó con los empresarios que han sido víctimas de asaltos en sus comercios, especialmente en Cumaná, Puerto La Cruz, San Félix y Puerto Ordaz; y con quienes padecen en mayor medida la crisis económica. “Entendemos lo que están atravesando porque son situaciones muy difíciles, entendemos la necesidad de la gente porque hay hambre y el dinero no alcanza para vivir, pero les pedimos calma”, expresó Cepeda.

“CLAP no son la solución”. Durante la reunión ordinaria que realiza la institución gremial regional semanalmente, los directores coincidieron en que los CLAP son excluyentes y están parcializados, en contraste con lo afirmado por el presidente Nicolás Maduro quien, en cadena nacional, expresó que estos comités serían “la vacuna contra los bachaqueros”.

“Los CLAP no satisfacen la demanda de alimentos, llegan cada dos o tres semanas, cuando llegan, y con la cantidad de productos que trae no es posible subsistir hasta la próxima entrega, por eso en Fedecámaras Bolívar sostenemos que no son la solución”, recalcó el gremialista.

Por su parte, José Alfredo Olivo, segundo vicepresidente del órgano empresarial, añadió que el Gobierno debe tener un mecanismo superior al del sector privado para distribuir alimentos en el país y asegurarse de que lleguen a sus destinos reales. “Los empresarios con experiencia son los únicos que pueden responder efectivamente, en estos casos, cuando la crisis ahoga, no se puede improvisar”.

Cepeda y Olivo citaron cifras de la encuestadora Venebarómetro que señala en su más reciente estudio que específicamente en el oriente del país el 40,4% de la población come tres veces al día, el resto se divide entre quienes comen dos y hasta una vez. Sustentaron sus declaraciones en otro punto expuesto en el informe socioeconómico que indica que el 93% de los ciudadanos, también del oriente venezolano, compra menos comida que en años anteriores porque “ni hay que comprar, ni hay con que comprar”.

Comerciantes deben estar alerta. En el mismo orden de ideas, los voceros del sector privado rechazaron los disturbios suscitados en varias ciudades del país, no solo a establecimientos que expenden alimentos sino a tiendas de ropa, de electrodomésticos y ópticas. “No hablamos solo de una reacción provocada por la falta de comida, también nos referimos al hampa común que se aprovecha de la situación para acabar con lo poco que queda”, fustigó Cepeda.

“Empresa que es saqueada se detiene y esto trae como consecuencia trabajadores desempleados, sin ingresos para mantener a sus familias y desesperado por solventar sus problemas económicos. No queremos eso”, aseveró el presidente.

Finalmente, alertó a los comerciantes a tomar sus previsiones y exigió a las autoridades locales incrementar la seguridad en las zonas más vulnerables a este tipo de acciones que ratifican el deterioro en el que se encuentra sumergido el país gracias a que las políticas gubernamentales no han sido efectivas, por el contrario, han traído ruina y colapso en todos los sectores que mueven la economía.

1. En reunión ordinaria de Fedecámaras Bolívar, empresarios rechazaron actos vandálicos registrados en el país.

2. El economista Fernando Cepeda pidió a los comerciantes tomar previsiones ante ola de saqueos.

3. La tarde de este jueves hubo intentos de saqueo en el centro de San Félix, lo que originó que los comerciantes cerraran sus negocios.

Fuente: PRENSA FEDECÁMARAS BOLÍVAR

Pin It on Pinterest

Share This