La Encuesta de Coyuntura Industrial correspondiente al tercer trimestre de este año, también reveló que los empresarios venezolanos consideran que la situación económica del país continúa empeorando y no vislumbran mejoras para el 2019.

Los resultados de la Encuesta de Coyuntura Industrial elaborada por Conindustria, arrojaron que más del 50% de las empresas se encuentran trabajando a menos del 20% de su capacidad operativa, lo que evidencia un incremento significativo de este indicador con relación al segundo trimestre de 2018, en el cual el 45% del parque industrial funcionaba a un 20% de su capacidad.

Este estudio, el cual abarcó el período julio-septiembre 2018, es realizado por el gremio industrial trimestralmente, con la finalidad de recoger la situación del sector manufacturero nacional y, en tal sentido, proponer políticas y estrategias de acción tendentes a visibilizar la realidad de la industria venezolana.

El 89% de los entrevistados sigue manifestando grandes incertidumbres sobre cambios futuros en el entorno político, económico e institucional. Asimismo, un 85% considera que, de mantenerse esta tendencia negativa, su empresa podría cerrar en un periodo no mayor a dos años. Y de éstos, el 57% estima que durará menos de un año.

El 95% señaló que la situación económica del país está peor o mucho peor, mientras que un 90% percibe que esa condición se mantendrá a lo largo del próximo año.

La información fue suministrada por Juan Pablo Olalquiaga, presidente de la Confederación Nacional de Industriales en Venezuela –Conindustria-, quien manifestó su preocupación por la difícil coyuntura que atraviesa la manufactura venezolana, al no ver posibilidad alguna de mejoras en el aspecto económico y social del país, como resultado de políticas nada acertadas por parte del Ejecutivo nacional.
Señala también el estudio que el 86% de las empresas indicaron que han reducido drásticamente su producción en términos de unidades físicas. Ello refuerza las proyecciones que auguraban una caída del PIB del país, cercano a un 20%, para finales del presente año.

El factor que afecta en mayor medida a la producción en este trimestre, sigue siendo la baja demanda de productos (reportado por el 44% de los encuestados) y el poco acceso a las divisas (señalado por  el 29%). En ambos casos, estos factores superan la incertidumbre existente por el actual escenario político institucional.

El 84% de las empresas reportó una disminución en sus ventas. Durante el trimestre anterior, este indicador se ubicó en 66%, lo que se traduce en una sensible disminución de este parámetro. Sólo el 6% afirmó haber aumentado su volumen de ventas.

Pin It on Pinterest

Share This