Luego de que se registrara el colapso del Servicio Eléctrico Nacional y de que varios estados del país se recuperaran progresivamente de este evento, la prestación de los servicios básicos en Zulia no ha dado tregua a las empresas establecidas en su capital:  al menos 91 % de las empresas registradas en la Cámara de Comercio de Maracaibo se ha visto afectada por la problemática energética vinculada al racionamiento eléctrico y de gasolina.

Según una encuesta realizada por la Cámara de Comercio de Maracaibo, 43 % de las empresas expresó que el plan de racionamiento eléctrico afectaba su jornada laboral entre las ocho de la mañana y las dos de la tarde, lo cual las obliga a usar plantas eléctricas para continuar con su actividad “o simplemente”, no realizar operaciones durante ese lapso.

Así, 92 % de las 350 empresas inscritas en la Cámara de Comercio de Maracaibo observaron una disminución de sus ventas a causa de la “debilidad de la demanda, la coyuntura económica actual, las fallas en el servicio eléctrico y el sistema de racionamiento”. El resto de la muestra señaló que sus ventas no manifestaron ninguna variación (5 %) o que las mismas aumentaron (3 %).

Según los resultados, una de las principales consecuencias de la problemática energética en Maracaibo es la ausencia del personal, la movilización de mercancías y la reposición de inventarios.

«Los productores se verían en dificultades para hacer llegar sus productos a los mayoristas que abastecen a los minoristas que, a su vez, suministran de productos y servicios a los consumidores. Esto reduce aún más, los niveles de actividad económica”.

Asimismo, 82 % de las empresas reveló que ha tenido renuncias, abandono de actividades laborales o deserciones por parte de sus empleados entre abril y mayo de 2019, confirmando que se mantiene la salida de trabajadores de las empresas debido a que los efectos del contexto hiperinflacionario solapan el poder adquisitivo de los salarios.

 Combustible para la planta eléctrica

En este contexto, un poco más de la mitad del sector empresarial consultado en Maracaibo (54 %), no cuenta con una planta eléctrica, pero quienes sí disponen de esta alternativa declaran que el costo de mantenimiento ronda entre 625 y 2500 dólares, convirtiéndose así en uno de los gastos “más relevantes para las empresas”.

Entre dichos costos de mantenimiento se incluye la adquisición de combustible a proveedores no convencionales, bien que debe comprar a diario, interdiario, una vez a la semana o cada 15 días. De estas empresas, 55 % informó que su principal medio de pago para obtener el hidrocarburo, es el dólar.

«El 43 % indicó que debe recurrir al mercado negro para suministrar de combustible a su planta eléctrica. Un 29 % manifestó que utiliza distribuidores privados. El 17 % expresó que se surten mediante estaciones de servicio, mientras que el 10 % señaló que se provee de combustible a través de los servicios municipales”.

Fuente: Crónica Uno

Pin It on Pinterest

Share This