Desde hace más de tres años, el sector ganadero ha venido alertando en forma periódica sobre la necesidad de tomar decisiones que  le permitan al sector atender  los múltiples problemas asociados al mantenimiento de los rebaños y a  la producción de leche, carne y otros derivados. Ahora, a problemas como  la falta de alimento para los animales, de vacunas, a la falta de repuestos para los tractores, del colapso en los servicios básicos en el campo, se le suma  las fallas en el suministro de gasolina,  lo que  impone aún mayores trabas al sector productivo nacional  no solo para las tareas propias de la producción agropecuaria  sino para el traslado de alimentos a todo el país.

“Es imposible que podamos seguir creciendo y manteniendo la producción agropecuaria porque estamos solos, sin políticas públicas para el país. Hemos decrecido un 97%” afirmó Armando Chacín, presidente de Fedenaga.

Señaló que se está por debajo de un 40% de producción de carne y derivados, en un 35% de producción de leche , cifras que no resultan nada alentadoras.“Tenemos problemas de energía y combustible  desde hace año y medio, por lo que los  bloqueos son solo excusas que se dicen para esconder la realidad de no tener una política económica clara dirigida  impulsar la economía nacional”,argumentó

De otro lado, afirmó que ahora se  tiene  a ese otro país al que hay que  mantener: Caracas. “Todos queremos en el área rural, vivir con los mismos servicios que se tienen en Caracas”, en alusión a las condiciones impuestas por la crisis en los servicios públicos y por decisiones del gobierno  en las regiones del país. Aseguró que  los caraqueños deben saber al menos que “el litro de  leche y de queso que se consume en la capital son producto de un sacrificio por parte de los productores. Quisiéramos al menos un reconocimiento a  esos productores que traen alimentos a Caracas con gran esfuerzo”

Al ser consultado  sobre las soluciones que necesita el sector , se mostró escéptico:“ Dificulto que se nos pueda dar alguna decisión  o medida que ayude a levantar la producción en el país. Ahora mismo estamos buscando mecanismos para que el productor no abandone el campo”

En coversación con Richard Fortunato, para el programa Informe Fedecámaras, expresó que el drama que vive el ciudadano es que teniendo la carne y los productos lácteos y derivados  más baratos de toda América Latina, el salario nos les permite poder pagarlos.

“La cifras de  organismos internacionales hablan de 65 kilos de peso y cuando hablamos de cerdo, pescado y pollo y se engloba toda la cifra, no llegamos a 16, 17 kilos de lo que consume un ciudadano. En los 90 teníamos 24 kilos solo en carne de res per cápita y teníamos que atender  a una pequeño margen de la población que no consumían lo necesario.” y añadió que la producción iba tan bien encaminada en esa década que hasta se pensaba en exportar algunos rubros para traer divisas al país, pero “no solo no llegamos a exportar sino que prácticamente, el gobierno ha acabado con todo el sector productivo. En la actualidad, los ciudadanos no consumen las proteínas que necesita, lo que nos lleva a las puertas de una hambruna”

Indicó que pese al gobierno y a la ausencia de una política económica de incentivo a la producción y al productor venezolano, “aun así, vamos a seguir trabajando, con las precariedades que hayan para cuando en el país exista una política seria, transparente y sostenida de producción de alimentos, nos encuentre listos para impulsarla”.

Durante la entrevista, también informó que realizarán una asamblea nacional con todos los productores, que se llevará a cabo en Maracaibo, el próximo lunes 12 de julio, para asumir una posición respecto a las maneras en las que el sector  aportará soluciones al margen de la situación política. “Nosotros somos la solución de un problema que se han creado desde las expropiaciones para acá: solucionamos el hambre. Así de simple. No hay gallinero vertical, ni huerto familiar que lo logre”.

Fuente: Fedecámaras Radio

Pin It on Pinterest

Share This