El mes de marzo ha sido el peor mes en la historia contemporánea de Venezuela, para el sector productivo del Zulia y para todos los ciudadanos que sobreviven en la región, asegura el informe mensual de Fedecámaras regional, al fijar posición en torno a todos los acontecimientos negativos que se registraron en este período.

En efecto, después de meses de largos racionamientos e inestabilidad eléctrica en marzo sufrimos la estocada final con varios apagones de más de 100 horas continuas y en algunas zonas duraron varios días. Esto agravó el suministro de agua en la región, las menguadas telecomunicaciones y el limitado acceso a los combustibles, alimentos y medicinas.

Cómo si esto fuera poco, el domingo 10 de marzo, grupo delincuenciales auparon y dirigieron un ataque despiadado a más de 600 comercios, industrias y almacenes arrasando todo a su paso sin que los responsables de mantener el orden y la seguridad hicieran nada para impedirlo.

Estima el organismo, que esto representa una clara violación a los derechos humanos y económicos de muchas familias que perdieron el trabajo de toda una vida porque los responsables no cumplieron con su deber.

Advierten que el Zulia estuvo prácticamente paralizado en un 29% del mes de marzo porque apenas se pudo trabajar a medias nueve días del mes, lo peor es que abril no promete ser mejor luego de que los responsables de todo esto que vivimos prometen entre 6 horas diarias de electricidad, algo inaudito en la región donde inició hace más de un siglo la electrificación de Venezuela.

Terminado el mes no hace falta recorrer mucho para darse cuenta que el estado Zulia está arruinado de punta a punta. Ningún sector se escapa de esta tragedia. Incluso los que tuvieron la suerte de no ser saqueados, ven sus pocas operaciones menguadas por falta de mercancías, servicios públicos y sobre todo, por falta de clientes que tengan capacidad para comprar sus pocos productos y servicios, señala la Federación.

El sector gremial de la región, encabezado por Fedecámaras Zulia junto a los líderes de sus cámaras base y la dirigencia nacional de Fedecámaras y Consecomercio, hicieron varias ruedas de prensa, comunicados, notas de prensa, entrevistas a medios nacionales e internacionales, mensajes a través de las redes sociales para levantar nuestra voz de protesta ante el aniquilamiento del sector productivo Zuliano que antes de este colapso fue el más importante del país.

Desde los medios y en visitas a las empresas, también trataron de apoyar, motivar y animar a los empresarios y trabajadores que codo a codo luchan incansablemente por mantener arriba sus santamarías.

Advierten que Fedecámaras Zulia prepara acciones más contundentes para elevar esta protesta a los organismos internacionales para exigir nuestros derechos y aplicar la ley a los responsables de esta crisis sin precedentes.

Ratifican que los Zulianos, gente capaz, alegre, amable y trabajadora merecen una mejor calidad de vida y exigen los cambios necesarios para lograrlos de cualquier manera. Aquí no se rinde nadie, dice la primera parte del informe empresarial.

 Fuente: El Impulso

Pin It on Pinterest

Share This