La Cámara de Caracas hace público llamado para que se proceda a una urgente revisión del comportamiento y desempeño de las fuerzas responsables del orden y la seguridad de la ciudadanía y, de los bienes y servicios públicos y privados.

Desde diferentes puntos de la República se reporta un incremento de actos vandálicos que ha generado daños significativos a los actores productivos del país, destruyendo inventarios y activos indispensables para surtir a la población de alimentos, bebidas, medicinas y bienes para los hogares venezolanos. Observamos que mientras esos injustificables eventos se organizan y llevan a cabo, los diversos organismos de seguridad -nacionales, regionales y locales- se han visto carentes de liderazgo, profesionalismo y de la más conveniente logística operacional para cumplir con sus obligaciones constitucionales e imponer el orden y la Ley.

Mientras sigue indetenible el más destructivo proceso inflacionario que ha experimentado nuestra historia económica; mientras se hacen cada vez más críticos los niveles de producción y abastecimiento de productos alimentarios; mientras se hacen más duras e innecesarias las penurias entre la ciudadanía por la extrema carencia de los servicios básicos de luz, agua, telefonía, seguridad personal y transporte, le corresponde en este momento a la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Caracas a hacer firme exigencia para que se impidan saqueos, actos de pillaje y la destrucción colectiva de bienes de quienes con su diaria labor demuestran compromiso con generar bienestar, abundancia y progreso.

Pin It on Pinterest

Share This