Jesús Irausquín, presidente del Consejo Superior de Turismo de Venezuela (CONSETURISMO), estima que en vísperas de la navidad y el año nuevo, la economía en general y el sector turístico en particular, cerrarán el año con números negativos

“Si bien las zonas más atractivas del país para recibir visitantes cuentan con nuevos desarrollos hoteleros y muchos otros han sido ampliados y remodelados, la falta de conectividad tanto aérea como marítima impedirá una movilización como en años anteriores, sin contar el estado precario en que se encuentran las carreteras del país en general”, indica.

Agrega que por otra parte la depauperación de los salarios de los venezolanos y la hiperinflación que se come sus ingresos, harán que el turismo esta vez sea relegado a otro plano, porque asegura que es una verdad que en estos momentos es más importante procurarse los alimentos y las medicinas y pagar las matrículas escolares antes que viajar.

“Mientras persista este modelo que a trocha y mocha quiere imponer el Gobierno, no solo el turismo sino todos los sectores de la vida nacional sufrirán los embates de una economía deprimida, y como no se vislumbra algún tipo de actitud de cambio, los problemas de los venezolanos podrían acrecentarse en el año 2019”, aseveró.

Fuente: Contrapunto

 

Pin It on Pinterest

Share This