María Carolina Uzcátegui, presidenta del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio),  afirmó que las Mesas de Cambio, establecidas por el Banco Central de Venezuela, (BCV),  para impulsar las transacción de divisas “llegan tarde, en un momento en el que los ingresos al país se han reducido por la caída de la producción petrolera y las importaciones”.  

Criticó que el nuevo mecanismo que pasa a sustituir al Sistema de Divisas Complementarias (DIcom), “haya entrado en vigencia sin mayor información, no tenemos mucha claridad de cómo va a funcionar” por lo que sostuvo que ésta modalidad cambiaria, no era accesible a los ciudadanos. 

“Los pequeños comerciantes no tenían confianza en el Dicom, las adjudicaciones se hacían días después, era un mecanismo que además de escaso, era engorroso y burocrático”, declaró

Uzcátegui reiteró que en Venezuela no hay inflación en dólares, sino que esta es una sensación derivada de la hiperinflación que afecta al país.

Señaló que las transacciones en divisas se han incrementado, ante el declive de los servicios públicos, fallas en los sistemas de conectividad y escasez de efectivo. Frente a ese panorama manifestó que eso no significa que la economía pueda dolarirzarse abruptamente puesto que “no tememos la capacidad para eso”. 

Uzcátegui enfatizó que la única manera de recuperar la economía nacional, es implementar un programa de recuperación del aparato productivo para que podamos generar ingresos, seguida de otros ajustes económicos, “habrá que hacer otra reconversión monetaria”, pronosticó. 

Aunque enfatizó que en la actualidad Venezuela no tiene capacidad productiva para mantener estable su propia moneda.

La dirigente gremial criticó que el Gobierno “insista en recortar las jornadas y adelantar  asuetos cuando que país necesita trabajar”. 

Sostuvo que los comerciantes han tenido que reinventarse, debido a que “nadie puede decir que está trabajando al máximo de su capacidad, la situación no lo permite”, de forma que  previó una contracción económica del 60% para 2019. 

Por otra parte, la presidenta de Consecomercio no cree que esta situación vaya a cambiar porque “se repiten las misma fórmulas desde el Gobierno, y tiene que existir un cambio de 180°”.

 

 

Pin It on Pinterest

Share This