La Confederación Venezolana de Industriales – Conindustria-, quiere hacer del conocimiento a la opinión pública nacional, su posición sobre la Ordenanza Tributaria, recientemente aprobada por la Alcaldía de Maracaibo y el Concejo Municipal, titulada Ordenanza sobre Licencia e Impuesto a las Actividades Económicas, Comerciales, Industriales, de Servicio y de Índole similar en el Municipio Maracaibo del Estado Zulia.

Al respecto, manifestamos lo siguiente:

El incremento de impuestos, en razón de la voracidad fiscal de alcaldías y gobernaciones, obliga al traslado de estos costos al producto final, con lo cual el mayor afectado termina siendo el consumidor. Ello es contrario a lo que el país necesita y más si se quiere combatir el fenómeno hiperinflacionario que a todos nos afecta.

No debe haber incrementos de impuestos sin planes específicos de aplicación en mejoras de servicios públicos o creación de infraestructura para mejorar los niveles de productividad y empleo de las empresas. Asimismo, el uso de los impuestos actuales, o futuros, debe ser auditado y expuesto de manera pública y transparente para la información de los ciudadanos.

Venezuela requiere de políticas fiscales que apoyen el desarrollo y recuperación del aparato productivo, y que éste vuelva a ser el principal generador de empleo y riquezas para la población.

Ordenanzas como la aprobada por la Alcaldía de Maracaibo, en nada ayudan a generar el clima de confianza necesario, para invitar a inversionistas locales y foráneos a establecerse en Venezuela. Requerimos de un equilibrio monetario, fiscal y cambiario cónsonos con la tendencia mundial de promover la inversión en condiciones favorables para empresarios y emprendedores.

En consecuencia, manifestamos nuestro respaldo con la posición del líder empresarial Franco Cafoncelli, y condenamos el que éste haya sido objeto de amenazas de privativa de libertad por parte del Alcalde de Maracaibo, Willy Casanova y del secretario de la Gobernación del estado Zulia, Lisandro Cabello, por expresar el desacuerdo del gremio que representa con relación a la manera en la que fue aprobada la citada disposición municipal, y el impacto negativo de la aplicación de estas medidas fiscales para el sector industrial de la zona.

Venezuela necesita de políticas públicas que rescaten la productividad de las empresas venezolanas y, medidas como éstas, en las cuales se evidencia que fueron promulgadas sin coherencia alguna y sin medir las consecuencias nefastas de su aplicación, no se corresponden con la realidad de lo que se requiere de manera urgente para rescatar a nuestras industrias del estado de anomia en el cual están sumergidas la mayoría de ellas.

Es por ello, que desde Conindustria ponemos una vez más a disposición de la colectividad venezolana y de las autoridades del país, nuestra propuesta La Ruta; documento contentivo de políticas públicas para la recuperación y desarrollo de la industria nacional, la cual se inscribe dentro del Plan País, recientemente presentado por el Ing. Juan Guaidó Márquez, presidente de la Asamblea Nacional y Presidente (E) de la República Bolivariana de Venezuela.

Las instituciones venezolanas en todo momento deben ser garantes de los derechos consagrados en nuestra Carta Magna con relación a las libertades ciudadanas; por consiguiente, no puede constituir delito alguno el ejercicio de esos derechos.

Fuente: Conindustria 

Pin It on Pinterest

Share This