Juan Pablo Olalquiaga, presidente de la Confederación Venezolana de Industriales –Conindustria-, considera que el nuevo incremento salarial a Bs S 18 mil, anunciado este lunes, no compensará la pérdida del poder adquisitivo que afecta tanto a consumidores como a comerciantes.

“La pérdida del poder del bolívar no sostiene que los sueldos se puedan mantener más allá de tres semanas, las empresas vienen haciendo ajustes a los sueldos casi quincenalmente y no alcanzan a compensar los altísimos niveles de inflación”.

En entrevista a César Miguel Rondón en el circuito Éxitos de Unión Radio, explicó que el hecho de que el Seniat esté exigiendo a los empresarios pagar el impuesto sobre la renta diariamente, denota que el gobierno no tiene el dinero suficiente para hacer frente a sus necesidades de caja, más allá de la emisión inorgánica de dinero “está buscando sacar plata de donde no existe”.

“Son medidas que responden a la tremenda distorsión monetaria que se ha causado”, apuntó.

Advirtió que, según la encuesta Coyuntura, “de continuar las actuales circunstancias sin que haya una modificación sustancial que recupere el volumen de la actividad económica y la estabilidad macroeconómica, es decir, que disminuya la hiperinflación, que haya acceso al crédito y al cambio de moneda, si esas cosas no suceden ¿cuánto tiempo va usted a poder sobrevivir? y 40 % de las empresas que quedan decían que no podrían sobrevivir más allá de un año, por lo cual la mortandad empresarial va a continuar”.

Aseveró que para los empresarios no hay manera de sobrevivir con el actual modelo económico “por eso las empresas han venido cerrando, la mayoría piensa sobrevivir hasta que haya un cambio político, porque en la medida de que esto no se dé, las posibilidades de operar en Venezuela simplemente no están ahí”.

“La expectativa de un cambio político es la que ha mantenido la esperanza de poder seguir con las puertas abiertas”, concluyó.

Fuente: Unión Radio

Pin It on Pinterest

Share This