Los comercios en el país cambian de ramo para mantener sus puertas abiertas a los compradores, así lo afirmaron algunos encargados y dueños de estos establecimientos a El Universal.

Durante el recorrido por el centro de la ciudad capital se observó que algunos de estos locales donde anteriormente se vendía ropa o lámparas pasaron a despachar comida porque resulta “más rentable”, por lo que optan también por venderlos en dólares y obtener alguna ganancia, ya que el bolívar perdió su poder de compra.

Señalan que “no fue fácil cambiar de ramo, es otra mercancía, otros códigos, otros precios, pero lamentablemente ya no es lo mismo”.

Además, consideran que para el consumidor su necesidad básica es comprar comida y no ropa como lo hacía anteriormente, dijeron los consultados.

Relataron que para abastecer sus negocios compran con recursos propios productos de Colombia. “Tenemos algunos productos colombianos, y es difícil traerlos a la capital por las alcabalas, que cuando nos detienes cada quien quiere su parte, hay que bajarse de la mula con dinero o mercancía”.

Buscando mercado

El presidente de Consecomercio, Felipe Capozzolo, explicó que esta práctica por parte de los negocios ha sido aplicada a lo largo del territorio nacional, tardando en llegar a la capital “en estos momentos la sociedad venezolana está luchando por la comida, todo negocio que sea distinto a los alimentos actualmente no tiene mercado”.

El líder gremial considera que el venezolano ya no tiene potencia para adquirir algo que sea distinto a la comida, también refiriéndose a que poco a poco han aparecido productos en los supermercados que solían ser más complicados de encontrar, pero el precio de estos alimentos es muy difícil de adquirir si se compara con el salario mínimo integral de 65.000 bolívares.

“Nosotros necesitamos una economía que se sincere, una economía que tenga unos niveles y variables sanos, si bien es cierto en el último tiempo se ha reducido la liquidez y la inflación ha bajado un poco. También es cierto que existen unos niveles de liquidez y circulante en la calle que no permiten hacer transacciones” sostuvo el economista.

Para Capozzolo, un punto de partida para solventar la crisis es el “diálogo social”, donde desde su punto de vista el “Gobierno, empresa y trabajador encuentren un salario óptimo que permita al trabajador subsistir y que también le sirva a la empresa para trabajar”, dijo. Sosteniendo que en el momento en el que el venezolano recupere su poder adquisitivo, así recuperará su capacidad de elegir.

Nuevos Billetes

Consultado sobre las nuevas piezas monetarias que puso a circular el Banco Central de Venezuela (BCV) para facilitar las transacciones en el país, respondió Capozzolo que estos son necesarios para realizar transacciones pero “el grave problema que atraviesa Venezuela es que no hay medio de pago para realizar transacciones, entonces la gente ha recurrido a los medios más creativos, el truque, medios de pago alternativo o la moneda extrajera”, destacó el recién electo presidente de Consecomercio.

Además, aseguró que está “dolarización de facto” que se ha evidenciado en los últimos meses en el país es “transaccional, ya que la gente no quiere el dólar, quiere el bolívar, pero no hay manera de transar con la moneda nacional, entonces se acude a herramientas que permitan al consumidor y al comercio realizar la transacción”, agregó.

Fuente: El Universal

Pin It on Pinterest

Share This