Representantes de la Cámara de Comercio en Guárico rechazaron la medida del Seniat, en la cual exigen a los comerciantes del país la compra de una máquina fiscal para cumplir con el sistema de declaración tributaria vía online.

Ismael Rivero, miembro de la cámara de comercio en el estado, aseguró que el alto costo de las máquinas fiscales imposibilita la adquisición de este dispositivo para la cancelación de impuestos en tiempo real.

“Estas máquinas cuestan más de mil dólares por equipos sin incluir los gastos para sistemas de transmisión por internet. Los comerciantes no pueden adquirir esas máquinas con precios tan elevados”, destacó Rivero.

Agregó que otras de las dificultades que presenta este nuevo sistema que pretende imponer el Seniat son las fallas de conectividad y los cortes eléctricos que persisten en el país.

“Para que puedan funcionar las máquinas requieren de buen internet con lo que no se cuenta en el estado. Lo mismo pasa con los cortes de luz que afectarían este nuevo sistema de cancelación tributaria”, apuntó.

Rivera subrayó que hay una postura nacional por parte del sector empresarial en la que se exhorta al Seniat a reconsiderar la providencia 041 emitida hace seis meses.

Al respecto, Felipe Cappozolo, presidente de Consecomercio, aseguró recientemente en entrevista con El Pitazo que los cambios establecidos por el Seniat llegan en un momento crítico para el país, por la recesión económica y deficiencias en servicios públicos.

“Esta providencia 041 fue emitida hace seis meses y se dio un lapso de adaptación a los comercios, los cuales deberían haber cambiado sus sistemas en el transcurso de 2019. Nos han informado algunos proveedores de las máquinas fiscales on line que cada una cuesta unos 2.000 dólares. No tenemos esa capacidad económica y mucho menos el músculo financiero para hacer los cambios, por eso hemos exigido al Seniat la derogatoria de la medida”, expuso Cappozolo.

Entretanto Rivera resaltó que desde la entidad llanera esperan que las autoridades del Seniat atiendan el llamado del sector comercio, se consideren las circunstancias que hoy viven los comerciantes ante la precariedad de servicios públicos.

Fuente: El Pitazo

Pin It on Pinterest

Share This