Adán Celis, presidente de Conindustria, dio a conocer las cifras arrojadas por la Encuesta de Coyuntura Industrial, correspondientes al II Trimestre de 2019, las cuales apuntan hacia un mayor deterioro del sector manufacturero venezolano.

De acuerdo con los resultados obtenidos en el estudio correspondiente al período abril-junio de 2019, que lleva a cabo la Confederación Venezolana de Industriales –Conindustria–, la situación del sector industrial continúa siendo reflejo del contexto del país, marcado por un deterioro dramático de su economía, que acumula ya dos años en hiperinflación y ha experimentado los niveles de contracción más graves de su historia.

Un indicador de la grave situación que padece el sector manufacturero es la disminución de la cartera de pedidos. El 57% de las empresas industriales consultadas resaltó tener menos de un mes de trabajo asegurado, mientras que solo el 15% cuenta con un tiempo de trabajo estimado, con su cartera actual, superior a 4 meses.

Adán Celis, presidente de Conindustria, ofreció un balance de este estudio en el cual, el 72% de los consultados opina que la baja demanda, como consecuencia de la caída del poder adquisitivo de los venezolanos, lidera la lista de los aspectos que más impactaron negativamente en la producción del sector industrial, seguida por la incertidumbre política, fallas en los servicios básicos y falta de financiamiento.

Ello se evidencia en el fuerte desplome de las ventas y los niveles de producción. Sobre este aspecto, 78% de los consultados indicó haber presentado en su empresa una disminución en las ventas, y 74% de ellos registró una caída en la producción con respecto al mismo período del año 2018.

Celis señaló que 41% de los encuestados indicó que, durante ese período, no realizó algún tipo de inversiones, mientras que el 55% reportó que únicamente destinaron recursos para la reposición de inventarios, así como mejoras operativas y de mantenimiento en sus empresas. En ese orden, 88% de las grandes empresas y 90% de las medianas, manifestaron que su nivel de inversión fue menor en comparación con el mismo lapso de 2018.

Pese a que la actividad industrial usualmente se eleva en este segundo período, pues no todos los sectores terminan de arrancar sus operaciones por completo en el primer trimestre, la capacidad operativa de la industria venezolana se ubicó en 19%. En niveles absolutos, la operatividad promedio en este trimestre es la más baja registrada en la última década.

El presidente de Conindustria destacó que “no obstante el bajo porcentaje de operatividad en sus empresas, los industriales venezolanos han demostrado que siguen apostando al país. Desean continuar produciendo, pero para ello necesitan reglas claras de juego”.

En ese orden, un 49% de los industriales indicó que presentó una fuga de talentos superior al 10% para este segundo trimestre de 2019.

Los resultados de la consulta también evidenciaron que la PyME es el sector más golpeado por las circunstancias económicas actuales: el 90% de los encuestados de la mediana industria y un 80% de los representantes de la pequeña, registraron una disminución en sus niveles de empleo durante este período.

Con respecto al panorama futuro del país, en el ámbito económico, la tendencia refleja que el 95% considera que la situación será peor o mucho peor en los próximos 12 meses.

En lo que se refiere al sector manufacturero, el 63% mantiene una expectativa negativa sobre su área, pero un 37% manifestó su convicción de mantenerse operando pese a las circunstancias.

Conindustria – Nota de prensa

Pin It on Pinterest

Share This