La Cámara de Caracas exige a las autoridades nacionales y, específicamente, aquellas vinculadas a la ejecución de los controles y regulaciones, que cese la disposición arbitraria y sin procedimientos de los inventarios de locales comerciales, para ofrecerlos al público por debajo del costo de adquisición y muy alejados de la posibilidad de reposición. El determinar el precio a vender sin considerar los costos es el impuesto más injusto.

Estas actuaciones impiden la recuperación económica, afectando la rentabilidad de cada uno de los factores que integran la empresa, es decir, de los trabajadores, el empresario y emprendedor, así como del inversionista. La activación de la economía y su estabilidad en el tiempo no dependen de medidas aisladas, temáticas o que lesionen los derechos de propiedad y la libertad económica.

Garantizar el bienestar de los venezolanos, el incremento de su nivel de vida a través de la satisfacción de sus necesidades básicas es una constante en el tiempo, que no puede verse de manera estacional o coyuntural. Al atacar al sector privado alejan cada vez más las posibilidades de riqueza y prosperidad para todos.

 

Fuente: Cámara de Caracas

Pin It on Pinterest

Share This