Ricardo Cusanno, primer vicepresidente de Fedecámaras, explicó que los problemas políticos que ha vivido Venezuela los últimos días y que han desatado distintas reacciones internacionales, son parte de una ruptura en la dinámica natural del país.

Cusanno indicó en Fedecámaras Radio que “los gremios tenemos meses diciendo que el rescate del sector productivo venezolano pasaba por tres medidas que iban en paralelo, estas son: el ingreso de una asistencia humanitaria para poder paliar hambre y problemas de salud en los venezolanos que definitivamente son los emprendedores del mañana, un reacomodo del modelo macroeconómico para empezar a exportar producto terminado que permita tener en los anaqueles otros productos y el fortalecimiento del aparato productivo venezolano. Lo venimos diciendo desde hace dos años, la ayuda humanitaria es necesaria”.

El líder gremial manifestó que para rescatar a Venezuela se necesita dinero fresco, el cual no se está produciendo por la caída de la producción petrolera y que se tiene que conseguir a través de los multilaterales, o por donaciones, refinanciación de la deuda y otros casos con deuda nueva.  “La comunidad internacional no reconoce como viable la presidencia de Nicolás Maduro, para obtener ese dinero porque demostraron que no pudieron hacerlo en condiciones normales”, expresó.

Durante una entrevista en el programa “Turismo En Línea” de Fedecámaras Radio, Cusanno aseguró que en Venezuela hay negligencia, impericia y una gran maldad en la forma de la ejecución de las políticas públicas. Por otra parte, aseguró que los países que están apoyando al gobierno de Nicolás Maduro no lo hacen porque quieran el rescate del país. “Geopolíticamente, esos países no están apoyando el rescate del país, por el contrario, hay ciertas intenciones de que esto se mantenga así (…) al final la diplomacia defiende intereses y no podemos hacer caso omiso de eso”, agregó el vicepresidente.

El empresario además indicó que en su opinión ante los resultados violentos ocurridos el pasado fin de semana en la frontera colombo-venezolana es la misma de los años 2014 y 2017: “Rechazamos todas las políticas, las acciones, las órdenes, que desde el Ejecutivo nacional y desde el estamento militar estén dañando el libre derecho a la protesta, el libre derecho al tránsito, a la existencia, a la vida, a sencillamente ser ciudadanos que lo que aspiran es a trabajar y ser felices. No podemos estar nunca de acuerdo con este tipo de violencia y mucho menos cuando hay una importante población venezolana de niños y ancianos que están a riesgo de muerte por falta de medicinas o comida”.

Fuente: Fedecámaras Radio 

Pin It on Pinterest

Share This