COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA INTERNACIONAL

La Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (FEDECÁMARAS), organización empleadora más representativa de la República Bolivariana de Venezuela, expresa su más enérgico rechazo a las agresiones perpetradas por el Gobierno de Nicaragua contra el Presidente del CONSEJO SUPERIOR DE LA EMPRESA PRIVADA (COSEP), José Adán Aguerri y su Primer Vicepresidente, Michael Healy, cuyas vidas estuvieron en riesgo al ser detenidos por policías y apedreados por turbas oficialistas en la ciudad de León, Nicaragua, el pasado sábado 7 de septiembre de 2019.

Condenamos todo hecho de violencia y cualquier opción que involucre el uso de la fuerza contra las organizaciones empleadoras, en violación de las libertades fundamentales empresariales y de los derechos humanos de sus dirigentes, protegidos en las normas y convenios internacionales emanados de los distintos órganos y agencias competentes, a las cuales hacemos un llamado a pronunciarse en exigencia de su estricto cumplimiento.

El acoso, la represión, la persecución y los ataques intimidatorios por parte del Gobierno han marcado, durante años, la actividad gremial de FEDECÁMARAS, por lo que comprendemos plenamente la situación que atraviesa el hermano gremio nicaragüense del COSEP, con el cual nos solidarizamos plenamente.

Expresamos nuestra profunda preocupación por la recurrencia de este tipo de hechos, particularmente en países de la región latinoamericana, donde los modelos populistas y autoritaristas atentan contra el ejercicio pleno de las libertades civiles, políticas y económicas de los empresarios y sus organizaciones, contraviniendo severamente el estado de derecho, la seguridad jurídica y el respeto de sus derechos fundamentales.

Ningún país puede garantizar la inversión, la supervivencia de las empresas y el pleno acceso a un trabajo digno de libre elección, en medio de una elevada confrontación política, que desconoce la libertad sindical y de asociación, la libre iniciativa empresarial y la propiedad privada, comprometiendo con ello las posibilidades de crecimiento económico y social de nuestras naciones.

FEDECÁMARAS expresa su incondicional apoyo al COSEP en las acciones que emprenda en defensa de sus libertades y se suma a la lucha por la recuperación de un camino de paz, de diálogo social genuino y de respeto al estado derecho y a los valores democráticos en Nicaragua.

Pin It on Pinterest

Share This