El primer vicepresidente de Fedecámaras, Ricardo Cusanno, aseguró que la reconversión monetaria no va a revertir el proceso inflacionario que vive Venezuela, ni mucho menos va a revertir  la escasez de producción, ni el poder adquisitivo del salario del venezolano. Se necesitan son políticas monetarias, políticas fiscales y cambiarias, que permitan tener un bolívar fortalecido. El problema es la hiperinflación y no el cono monetario, agregó.

Para el primer vicepresidente de Fedecámaras, el Plan 50 lo que debería hacer es desregular precios y desregular la incapacidad, que por causa de esas regulaciones, le ha prohibido al sector productivo nacional llenar los anaqueles de alimentos, medicinas e insumos necesarios para la ciudadanía. “Lo que se necesitan son incentivos, no regulaciones, para que los transformadores de materia prima puedan producir más, generar puestos de empleos y que los productos y servicios compitan entre sí” y sea el consumidor final el más beneficiado. Es necesario activar el aparato productivo nacional y rescatar la calidad de vida de los venezolanos.  El empresario venezolano debe verse como un elemento medular para que la economía del país tenga fortaleza y sustentabilidad en el tiempo.

En este momento hay que dedicarse a trabajar por un marco regulatorio que incentive la inversión, que genere confianza, que promueva la propiedad privada, la libre iniciativa, la posibilidad de repatriación de capitales, es necesario bajar el riesgo país.

Cusanno hizo referencia al impacto de la “diáspora” en el mercado laboral y cómo ha afectado en los procesos productivos.
Necesitamos resolver dos grandes problemas: el hambre y la salud. Aseguró que se necesita un plan integral, sistémico y estructural que puede darle sustentabilidad al aparato productivo venezolano.

Comentó que la sociedad civil está sufriendo calamidades y plantea que con la reactivación del aparato productivo y con medida puntuales, coherentes y estructuradas, nosotros podemos revertir esta realidad.

El primer vicepresidente de Fedecámaras, Ricardo Cusanno, recordó que “han pasado más de 60 días del último evento electoral y todavía no hemos visto correctivos sustanciales y medulares para revertir el problema de la producción”.

Reiteró que en los 74 años de Fedecámaras, en todos los procesos políticos, el empresariado siempre ha estado dispuesta a dialogar para construir soluciones a los venezolanos.

Pin It on Pinterest

Share This