El Consejo de Administración de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) aprobó el día de hoy en la ciudad de Ginebra una visita de la misión de alto nivel propuesta por el Grupo de Lima, para comprobar las violaciones del Gobierno venezolano a los diferentes convenios sobre el diálogo social que han sido denunciados por el sector empleador representado por Fedecámaras en los últimos años.

Esta propuesta que fue liderizada por Argentina en representación del Grupo Lima fue aprobada por unanimidad. Está previsto que la visita sea realizada en el mes de enero de 2018. La misión tendrá como objetivo recabar la información de los diferentes actores sociales de mayor representatividad del país, tanto de los trabajadores oficialistas o no, como de los empleadores. Asimismo, buscará garantizar la instalación de mesas de trabajos tripartitas para poder establecer un verdadero diálogo social sobre las materias económicas y salariales que afectan a los trabajadores venezolanos.

Fedecámaras celebra la decisión del Consejo de Administración dirigida al cumplimiento del diálogo social productivo en Venezuela. Es necesario que empleadores y trabajadores participen en el diseño de las políticas públicas que permitan crear las condiciones básicas para garantizar el sostenimiento de las empresas y de los empleos decentes y así poder ofrecer una vida digna para los venezolanos.

Es la segunda oportunidad en que la OIT envía una Misión de alto nivel a verificar el cumplimiento de los convenios ratificados por Venezuela.

De no establecerse el diálogo social que permita cumplir con las normativas que están siendo violadas en el marco de la OIT, se someterá a discusión en la próxima reunión que se celebrará en el mes de marzo del 2018 la aprobación de la Comisión de Encuesta, máxima instancia de penalización que mantiene la OIT sobre los países miembros que incumplan con el diálogo social establecido en sus estatus.

Es hora de acometer un verdadero diálogo social como herramienta esencial de avance al Desarrollo Sostenible, sin temas políticos, enfocados en la reactivación del aparato productivo, el abordaje estructural de la inflación, la recuperación del poder adquisitivo del salario y el respeto a la libre iniciativa empresarial; todo en estricto apego a la Constitución y a los derechos fundamentales de los ciudadanos.

Pin It on Pinterest

Share This