La puesta en marcha de medidas económicas asumidas por el gobierno de manera inconsulta, ha venido acentuando la destrucción del aparato productivo y la generación de fuentes de empleos, tanto en las grandes empresas del país como en la región varguense, donde cada mes son más los establecimientos que dejan de declarar ante el fisco municipal, en una demostración de cierre definitivo o declaración de quiebra.

Para Eduardo Quintana, presidente de Fedecámaras Vargas, las medidas no cumplen con las expectativas, pues al contrario, sólo han tenido un efecto negativo sobre la economía, reiterando que ante el aumento salarial el sector privado se mantiene en desventaja ante la imposibilidad de poder contar con los recursos mínimos para cubrir la nómina y el pago de pasivos laborales generados.

“Estamos ante un gobierno socialista que necesita sus recursos y viene generando el efecto destructivo en la economía. En Vargas teníamos una economía muy sectorizada donde el sector aduanero siempre estaba en ventaja, hoy no podemos decir lo mismo. No hay quien soporte el pago de un aumento salarial de más del 5000 %, no hay liquidez económica”, advierte.

Refiere el dirigente empresarial que aun cuando desde hace muchos años no se maneja cifras oficiales en torno al cierre temporal o definitivo de los comercios y empresas en Vargas, la realidad es que cada vez son más las santamarías que se mantienen abajo y que en su mayoría se han declarado en la quiebra, alegando falta de motivación, ausencia y encarecimiento de productos, insuficiencia de recursos para costear gastos operativos y de nómina.

Fuente. Analitica.com

Pin It on Pinterest

Share This