El presidente de la Cámara de Comercio de la entidad, Teodoro Bellorín, sostuvo que la propuesta para la reforma de la Ley de Puerto Libre continúa sin curso.

“La cámara designó un equipo de trabajo, integrado por abogados, por agentes aduanales, para conocer sus opiniones sobre las necesidades que tendremos en dicha reforma de ley”, indicó Bellorín.

El representante gremial sentenció que la licencia de importación es una traba, en el caso de alimentos, en relación con la grave crisis de adquirir los productos de primera necesidad. “Si no existierá la licencia de importación y la penalización por el tipo de cambio, el Puerto Libre tendría hoy una ayuda valiosa para traer alimentos y productos de primera necesidad y bajara la presión que existe sobre el abastecimiento”.

Bellorín insistió que ampliar la flexibilización para importar alimentos sería una solución para la ausencia de materia prima, la baja producción y la falta de divisas para las importaciones.

Fuente: Unión Radio

Pin It on Pinterest

Share This