El retraso en la distribución de alimentos a más de 25.000 comercios en todo el país, y que fue generado por la desactivación del Sistema Integral de Control Agroalimentario (Sica), por parte del Sunagro a finales de la primera semana de junio, tiende a superarse, según informó el presidente ejecutivo de Cavidea, Juvenal Arveláez.

La paralización del programa para adelantar ajustes en el Sica, determinó el represamiento de los vehículos en espera del otorgamiento de las referidas guías para la movilización al detal de dichos bienes, lo que generó alarma en el sector alimentos porque causó mora en el despacho de estos productos básicos.

“Se está generando una acumulación de inventario de productos que no se pueden despachar a tiempo, lo que afecta por igual a todos: la industria, el comercio y los consumidores”, advirtió la semana pasada el representante de la Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos.

Quien además observó que el módulo que gestiona guías personalizadas sólo aprueba 50% de las solicitudes.

Esta Cámara mantiene comunicación con las autoridades para garantizar la distribución oportuna de estos productos por todo el territorio.

El pasado 8 de junio se activaron los mecanismos para resolver el problema.

Fuente: El Universal

Pin It on Pinterest

Share This