A un día de que se produjera una ola de saqueos a establecimientos comerciales en la ciudad de Cumaná, estado Sucre, la Cámara de Comercio no ha podido cuantificar los daños. Apenas ofrece una aproximación cualitativa al resultado de los hechos violentos que se desencadenaron desde tempranas horas del martes 14 de junio: “La cifra es la ruina total. Va a ser difícil contabilizar las pérdidas, pues no solo fue pérdida de inventario, sino que también se llevaron parte del mobiliario de algunos negocios, hasta los puntos de ventas”, dijo Rubén Saud, presidente de la cámara.

El representante advirtió que recuperar al sector comercial de Cumaná sería “difícil”, debido a la incertidumbre que los saqueos generaron en el gremio. “Se irán a buscar otros horizontes donde se sientan más seguros para montar los comercios”, dijo.

El gobernador del estado Sucre, Luis Acuña, informó la tarde de este miércoles que fueron 22 los comercios afectados por los robos masivos. Sin embargo, los habitantes contabilizan el doble de locales afectados.

La ciudad de Cumaná amaneció militarizada. Funcionarios del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas) de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) estuvieron desplegados por las calles, con mayor presencia en algunos sectores.

Para Saud, este operativo fue tardío. Reclamó que el llamado a la calma del Gobernador se realizara en la tarde, pues los focos de violencia se presentaron desde las 11:00 am. “Muchos comerciantes pasaron la noche en vigilia por el temor a ser saqueados. También en las zonas residenciales, los vecinos tenían miedo que se metieran a sus casas a quitarles todo, porque ya no hay nada que saquear”, manifestó el máximo representante del sector comercio.

Aseguró que pidieron una reunión con el Gobernador para solicitarle apoyo en este momento y exigir seguridad para los comerciantes y la ciudadanía. “Nos comprometemos a establecer esta semana cuántos negocios fueron saqueados y de qué tipo eran. Exigimos respeto a la propiedad privada. Necesitamos apoyo de la Gobernación”, señaló.

El saldo oficial de los sucesos del martes 14 de junio, según Acuña, es 22 locales saqueados y 413 detenidos, entre ellos 61 menores de edad. No mencionó los fallecidos, que según medios regionales son tres las víctimas por impactos de balas recibidos durante la refriega.

Fuente: Efecto Cocuyo

Pin It on Pinterest

Share This