Para Marisela Rojas, presidente de Fedecámaras en el estado Aragua, esta medida podría empeorar la crisis existente en el país, ya que todo aumento de salario también implica aumento de los precios a nivel general por estar directamente relacionado a la estructura de costos, lo que conlleva a un aumento de los precios al consumidor final.

Es por ello que considera que más que aumentar el flujo de dinero en la calle, se requiere que se tomen medidas macroeconómicas más acertadas que permitan controlar principalmente la inflación y minimizar la escasez de los productos de primera necesidad, por ejemplo.

En este sentido, propone que las autoridades gubernamentales primeramente cumplan con las recomendaciones más recientes de la Organización Internacional de Trabajo (OIT), que tiene los ojos puestos en el país por una notoria crisis que afecta a los venezolanos, incidiendo directamente sobre un aumento del desempleo o el trabajo en condiciones precarias a nivel laboral.

Como se recuerda, el organismo internacional solicitó al Gobierno venezolano la creación a la brevedad posible, de un órgano estructurado de diálogo social tripartito en el país que emprenda de inmediato acciones para crear un clima de confianza, basado en el respeto a las organizaciones de trabajadores y empleadores en vía de promover relaciones profesionales estables y sólidas, ya que hasta la fecha “la crisis social y económica que atraviesa el país y la ausencia de una política activa de empleo destinada a promover el empleo productivo y libremente elegido, ha impedido la evolución en este aspecto”, expresó.

Dijo que “nosotros nunca nos hemos opuesto a los ajustes salariales en cuanto al trabajador se refiere, pero como decimos siempre, primero deberían sentarse a dialogar como en cualquier parte del mundo y como lo indica la OIT, las partes, (gobierno, trabajadores y empresariado o empleadores) como primer requisito. Pero eso aquí no se cumple. Segundo, sabemos que el poder adquisitivo está casi primitivo y ¿qué se genera al introducir mayor liquidez?, Mayor cola, mayor escasez y mayor incremento de precio de lo poco que hay, porque no es mentira que siguen haciendo de las suyas los bachaqueros, y lo que den se va a volver sal y agua”, señaló.

En conclusiones, se debería incentivar la producción, evitar gastos de divisas en materia prima adquirida en otros países porque se genera y promueve fuente de trabajo, ingresos y crecimiento de empresas pero de otros países y no a nivel nacional, como corresponde para una estabilidad económica. “El tema del salario es importante, pero en estos momentos es más acertado que se den estas soluciones para todos los que estamos afectados, desde el más pequeño al más grande, para ir oxigenando la economía”.

Sobre el también posible aumento del precio de la gasolina, Rojas señaló que aunque claramente el precio del combustible es el más bajo en comparación con otros países, también hay que considerar que hay una evidente inestabilidad económica que conlleva a preguntarse qué pasa con el aumento de esos ingresos al Estado por un posible aumento y en que manera beneficia realmente al ciudadano.

Finalmente se esperaba que para la tarde de ayer, el primer vicepresidente nacional de Fedecámaras, Carlos Larrazábal, realizara una visita institucional a la cúpula empresarial del estado Aragua para recabar las inquietudes y medir el comportamiento particular.

Fuente: El Siglo 

Pin It on Pinterest

Share This