Reducción de nóminas masivas se realizan desde el año pasado a lo largo y ancho del territorio nacional, específicamente en el sector privado, donde alegan que la falta de divisas les impide producir. Eduardo Quintana, presidente de la Cámara de Comercio, asegura que la mala gerencia gubernamental ha dejado desempleados en la calle.

“Hemos visto cómo a través de los años han ido haciendo expropiaciones, generando un vacío de producción enorme en el país. También se ha provocado un quiebre económico de una serie de empresas, que han tenido que prescindir de personal porque los ingresos no dan”.

Respecto al sector público, comenta que es una bomba de tiempo pues “la improductividad que tienen dentro de poco será insuficiente para pagar tantos empleos parasitarios e innecesarios, sobre todo en Pdvsa ahora que el precio del petróleo no deja de caer”.

Quintana destaca que la pregunta a hacerse es, ¿a dónde van esos desempleados? “No descartamos que esto conlleve de inmediato un alza en los niveles de inseguridad. Es por eso que el venezolano no puede estar luego de las 7:00 pm en la calle”.

Profesionales se vuelven buhoneros

Muchos de los desempleados han utilizado el pago de sus liquidaciones para invertir en tarantines, algunos dedicándose a la venta de artículos, como alimentos o prestando servicio de cisternas, como han resuelto muchos aduaneros.

Los especialistas lamentan que la población instruida y calificada deba depender de un ingreso diario que es cada vez más nulo. “La gente está sobreviviendo incluyendo el que cobra sin falta su quincena porque está desfasada. El salario mensual alcanza para comer una semana. Las políticas gubernamentales erradas le han quitado la calidad de vida al ciudadano”, aclara el presidente de la Cámara de Comercio.

FMI no da buenas proyecciones

En los últimos pronunciamientos del Fondo Monetario Internacional estimaron que para este año en el país se registraría un índice de desempleo de 17,4% y esta cifra representaría un alza de 10% respecto al 2015. Proyectaron además, que si no se mejora la economía esta cifra pudiera escalar hasta el 20,7% para el año que viene.

Por otro lado, conciben que el PIB venezolano podría contraerse en 8%, otorgándole el peor crecimiento en América. Respecto a la inflación, estimaron que pueda cerrar en 720%./MEM/ir.

Fuente: La Verdad de Vargas

Pin It on Pinterest

Share This