Está por terminar julio y, al parecer, el segundo semestre del año tampoco será alentador para los agricultores de hortalizas. La problemática de las semillas, agroquímicos y fertilizantes se mantiene.

En el caso de la papa, el mismo Gobierno Nacional, comprometió su palabra para importar dos buques de esta, lo cual no ocurrió según lo esperado. Tiempo después se acordó con las asociaciones de paperos, permitirles importar esta “a pulmón propio”, pero los números resultan “inalcanzables” para el sector, con base en la actual condición económica.

La semilla no llegó y los ciclos de siembra quedaron en el pasado. Aunque no fuese así, tardarían cuatro meses en cosecharla, por lo cual en diciembre, mes de las comidas familiares y la hallaca, podría no haber papa nacional en el mercado. La opción que restará, será importarla, por lo que en dicho periodo el rubro podría comercializarse hasta en Bs. 4.000.

Al respecto, fue consultado Enmanuel Escalona, director de hortalizas de la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios (Fedeagro), quien detalló que las condiciones para el sector, siguen siendo complejas.

-Se nos autorizó para traer la semilla de papa a dólar negro, con el dinero de las organizaciones. Intentamos traerla por nuestra cuenta, pero al problema tiempo, se suman los costos. Lo hemos analizado bien y el gasto sería de cinco millones de bolívares por hectárea.

Explicó que para sembrar papa en una hectárea, se requieren 2.000 kilogramos de semilla y que cada saco que contiene 100 kilogramos, tiene un valor en el extranjero de $60. A esto deben sumar gastos por mano de obra y adquisición, en mercado no oficial, de fertilizantes, agroquímicos y otros.

Detalló que hasta 2014, cuando Agropatria los surtió de semilla, el mismo saco tenía un costo de Bs. 1.600, cada saco de 25 kilogramos en Bs 400. Sin embargo, el monto de inversión les resultaba más accesible porque no debían asumir gastos de trasladas y otros. De importar por cuenta propia, dicho montos se sumarían a los gastos operativos.

Costos actuales de mercado

Sembrar la papa a pulmón propio podría representar un incremento en la siembra de casi el 200%, el cual, al final, termina pagando el consumidor.

Indicó que con la caída de producción de hortalizas, no sólo se afecta el sector, sino también a los consumidores que ya no adquieren en grandes volúmenes rubros como papa, tomate, zanahoria o cebolla.

Indicó que la merma productiva de hortalizas se debe principalmente a la falta de semilla y que lo poco que se aprecia en el mercado es sembrado con semilla traída de Colombia por contrabando.

Escalona subrayó que el sobre de semillas de tomate (25 mil semillas) se adquiere en el mercado informal por Bs. 2 millones y de hortalizas de hoja, como el cilantro, en Bs. 80 mil. La lata de semilla de cebolla se en Bs. 350 mil y la semilla de zanahoria cerca de Bs. 500 mil.

Indicó que, a pesar de que el costo es elevado, los productores lo adquieren por la necesidad de producir, “no por interés o compromiso con la revolución, sino porque de esto viven su familias”.

Expresó que una de las razones fundamentales para no seguir produciendo, es la falta de condiciones adecuadas para la actividad.

Faltará papa en diciembre

Expresó que no existen garantías de que en diciembre, el mercado esté abastecido de papa nacional. El Estado insiste que los productores no quieren sembrar, pero se trata de falta de condiciones.

Calcula que la producción nacional sólo cubra el 12% del consumo nacional de papa, en el caso de tomate, sólo se atendería el 27% de la demanda y de sólo el 30% de la cebolla.

Fuente: El Impulso

Pin It on Pinterest

Share This