Aquiles Hopkins, presidente de Fedeagro informó que la escasez de alimentos que se vive actualmente, se debe a la caída de la producción nacional, destacando que hace uno años se cubría el 70% del mercado y para el 2016 esta cifra cayó a solo un 30%. Agregó que el periodo de siembra de maíz también se ha visto afectado por la falta de semillas, que en este caso han sido importadas sin cubrir la mitad de lo ameritado.

La producción de maíz se limitó este año a 300.000 hectáreas en donde Fedeagro aportó unas 200.000, “Si el año pasado con una siembra de 400.000 hectáreas, solamente logramos abastecer el 30% de consumo de maíz lo que implica tres meses del año, la perspectiva del 2017 representa una caída de 450.000 hectáreas de acuerdo al año pasado” indicó Hopkins.

De acuerdo a la producción de arroz se han debido sembrar en este ciclo más de 150.00 hectáreas y solo se sembró 70.000, ni hablar de la papa pues en el pasado esta correspondía a 28.000 hectáreas, tras dos años que no se importan semillas para la misma, el número de producción cayó a 3.000 hectáreas.

En el ramo de las hortalizas en 2017, en los andes venezolanos, sólo se sembraron el 25% de la superficie disponible. Con respecto al café y la azúcar, comentó que se han visto muy afectados y estos se consideran unos de los rubros más importantes para el país.

Para Hopkins la mala situación del sector agropecuario son el resultado de las malas políticas empleadas por el Gobierno y aseguró que los insumos que no fueron otorgados a Fedeagro, se destinaron a empresas como: Corporación del Agro, “a quienes no tenemos nada en contra, pero resulta un poco injusto que a ellos si se le otorgue el 100% de los insumos que necesita mientras que a nosotros que hemos dado de comer al país, no”.

Pin It on Pinterest

Share This