Al menos 250 negocios han cerrado durante el primer semestre de 2016 en la ciudad de Valencia, según cifras de la Cámara de Comercio de esa localidad. La institución estima que de mantenerse la situación económica, podría duplicarse el número de establecimientos afectados.

El presidente del organismo, Guillermo Manosalva, detalló que la disponibilidad de insumos y de productos terminados cayó en al menos 80%, en especial en los sectores alimentación, autopartes y calzado.

“En la parte del calzado encontramos que está sufriendo una baja importante de 30%, además del 60% que ya traía de 2015 de baja de suministro de material terminado como zapatos”, agregó.

Aseguró que la falta de incentivos y garantías para el sector productivo podría ocasionar el cierre de 600 comercios para finales de año.

“En 2015 la cifra era de 300, pero de todo el año. Ahora resulta que tenemos 50 menos nada más en el primer semestre. Esto augura que a finales del año podríamos estar entre 500 o 600 empresas cerradas si la situación económica no progresa”, indicó.

Manosalva manifestó su preocupación por el índice de desempleo en Valencia, el cual se ubicaría según sus estimaciones en al menos 25%.

Fuente: Globovisión 

Pin It on Pinterest

Share This