El presidente de Fedecámaras-Anzoátegui Héctor Luna, señaló que al país generalmente ingresan barcos con cargas de 7 mil a 15 mil toneladas de harina las cuales son “insuficientes”.

Para lograr que las panaderías del estado Anzoátegui elaboren suficientes panes, deberían recibir 3 mil toneladas de harina al mes.

Así lo afirmó el presidente de Fedecámaras en la entidad, Héctor Luna, quien explicó que la cifra fue confirmada por asociaciones de panaderos tanto afectos al gobierno como independientes.

Si bien al país están ingresando barcos con cargamentos de harina, señaló que la cantidad es insuficiente para atender la demanda.

“Aquí llegan 7 mil toneladas o 15 mil para toda Venezuela. Cuando reparten las cuotas, entre los más perjudicados está el estado Anzoátegui… Necesitamos 3 mil toneladas mensuales de harina para abastecer la entidad, pero ahorita el gobierno no está en la capacidad de otorgarnos esa cantidad”.

El desabastecimiento que están viviendo las panaderías del estado fue el ejemplo que utilizó Luna para argumentar su crítica a la política de importación que ha impulsado en los últimos días y con mayor fuerza, el mandatario nacional Nicolás Maduro.

Para el presidente del gremio, el Estado no cuenta con suficientes divisas para paliar la crisis que atraviesa el país. Detalló que Petróleos de Venezuela (Pdvsa) ha limitado sus aportes en dólares al Banco Central de Venezuela (BCV), porque la empresa tiene una deuda con sus trabajadores que asciende a 9 mil millones de dólares este año.

“El gobierno debe dejar a un lado o minimizar el efecto de la política de la economía de puertos y colocar materia prima para que nosotros produzcamos aquí en Venezuela. La importación no es la solución porque el Estado no tiene divisas suficientes para cubrir el desabastecimiento de productos que ya es de más de 80%”.

Paliativos

El diputado a la Asamblea Nacional, Antonio Barreto Sira, manifestó que “la economía de puertos es la que nos tiene sumergido en esta crisis. El no haber permitido alianza con la empresa privada y acabado con la producción a nivel industrial ha provocado el desastre. Las importaciones son sólo paliativos”.

Resaltó que la Ley de Producción Nacional, que fue negada por el jefe de Estado, pretendía generar seguridad jurídica y social a los empresarios para que invirtieran en el país y aceleren el aparato productivo.

Fuente: El tiempo

Pin It on Pinterest

Share This