“Levanten los obstáculos que obstruyen la producción, que cese el hostigamiento y el amedrentamiento a empresarios y trabajadores”, exigió Conindustria al gobierno, y alertó que el volumen de la producción nacional ha disminuido en los últimos 12 trimestres: en el segundo trimestre de este año llegó a un “vergonzoso 35,2% de la capacidad de las empresas”.

Juan Pablo Olalquiaga presidente del gremio industrial, señaló recientemente que a la fábrica más pequeña le hacen entre 15 y 18 inspecciones al año. “Las industrias son fiscalizadas por la Superintendencia de Precios Justos, la Zona Operativa de Defensa Integral, el Sebin, consejos comunales y un sin fin de grupos oficialistas. Reina un proceso anárquico de investigación de las empresas”, afirmó.

El año pasado la Sundde contabilizó 68.421 fiscalizaciones, lo que representó un incremento de 159% con respecto a las ejecutadas en 2014, según datos de la Memoria y Cuenta 2015 de la Vicepresidencia Ejecutiva, instancia a la que está adscrita.

Ese mismo año, en agosto, el entonces presidente de la Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos, Pablo Baraybar, denunció que las inspecciones habían adoptado una nueva modalidad: “Los funcionarios ahora se hacen acompañar de organismos de orden público, como guardias nacionales o el Sebin”.

Precisó que “la oleada de fiscalizaciones que atraviesan las empresas del sector afecta las operaciones de producción y distribución”, y agregó que estas acciones no contribuyen en nada a mejorar el abastecimiento que tanto requiere la población.

Los industriales han declarado en reiteradas oportunidades que “la solución a la escasez no está en la intervención gubernamental, sino en el aumento de la producción nacional, de las empresas privadas y públicas”. No obstante, las fiscalizaciones y participación en estos operativos de representantes de las fuerzas de seguridad continuaron en el segundo semestre de 2015, y se han agudizado en 2016.

Más inspectores. En el primer trimestre de este año la Sundde informó que efectuó 19.624 fiscalizaciones de las cuales 62,3% (12.231) fueron dirigidas al sector alimentos.

Entre julio y octubre se ocuparon de las panaderías. William Contreras, superintendente nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos, señaló que sancionaron 171 panaderías. En agosto, visitaron 1.800 y, además, supervisaron 180 locales del Mercado Municipal Mesuca de Petare. En octubre, otras 1.700 panaderías fueron fiscalizadas y sancionaron 500, igualmente estuvieron en 2.000 establecimientos comerciales en Caracas.

Wilmar Castro Soteldo, ministro de Agricultura Productiva y Tierras, indicó que la Gran Misión Abastecimiento Soberano ha inspeccionado 793 empresas públicas y privadas, y 133 personas fueron detenidas por estar incursas en delitos de acaparamiento, contrabando y especulación.

La semana pasada el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, anunció que, a propósito del paro cívico convocado por la MUD el 28 de octubre, fiscalizarían empresas agroindustriales, farmacias y laboratorios para garantizar la distribución de alimentos y medicinas, mediante la Gran Misión Abastecimiento Soberano y del Decreto de Estado de Excepción y de Emergencia.

Ese viernes Guillermo Bolinaga, director de Asuntos Legales y Regulatorios de Empresas Polar, dijo en nota de prensa: “Solo durante 2016 hemos sido inspeccionados 1.014 veces, lo que equivale a casi 25 fiscalizaciones semanales”.

Fuente: El Nacional

Pin It on Pinterest

Share This