La Cámara de Industria de Guatemala (CIG), en su calidad de miembro de la Asociación de Industriales Latinoamericanos (AILA), pidió, este martes, al Gobierno guatemalteco “desconocer el régimen dictatorial” del presidente venezolano, Nicolás Maduro.

Esto se debe, según explicó la entidad en un comunicado, al “constante abuso y represión a la población, violando los derechos humanos de millones de venezolanos”, motivo que los lleva también a exhortar a la comunidad internacional a condenar “los actos delictivos y de opresión”.

En el escrito solicitan a Maduro restablecer de “manera inmediata el orden democrático en Venezuela”, velar porque se respete “la dignidad” de millones de venezolanos y reiteran a Guatemala su petición de “desconocer” las elecciones del pasado domingo de la Asamblea Nacional Constituyente.

A su juicio, estos comicios tienen como fin “perdurar un régimen de sometimiento, antidemocrático y represivo” con una Asamblea “fraudulenta e ilegal” en contra de la población venezolana.

Más de ocho millones de personas, según el Gobierno, eligieron el domingo a quienes integrarán la ANC, una estructura que debe cambiar la Constitución y tendrá plenos poderes para reordenar el Estado y depurar sus instituciones.

El resultado fue calificado de fraudulento por la oposición y numerosos sectores sociales, que no participaron en él y denunciaron su falta de legitimidad al no haber sido sometido el proceso a un referendo de aprobación previo.

Candidatos electos y el propio presidente Nicolás Maduro han anunciado que, una vez instalada en el Palacio Federal Legislativo que ahora alberga al Parlamento, la Constituyente servirá para eliminar la inmunidad parlamentaria de los actuales diputados e intervenir instituciones críticas como la Fiscalía.

El canciller de Guatemala, Carlos Raúl Morales, dijo el lunes que “de ninguna manera se puede sustituir a una asamblea electa democráticamente” y lamentó la falta de un liderazgo latinoamericano para apoyar al país “hermano” de Venezuela en la búsqueda de una solución pacífica que pasa, irremediablemente, por el diálogo. EFE

Informe 21

Pin It on Pinterest

Share This