La Federación Nacional de Ganaderos de Venezuela (FEDENAGA), rechaza categóricamente el nuevo ataque que sufren los trabajadores del campo, y más específicamente los hechos irregulares e inconstitucionales que se siguen generando en varias partes de nuestro país.

Es inaudito que la policía del estado apure y la guardia nacional, siguiendo órdenes de la autoridad municipal, y luego de una emboscada con bombas lacrimógenas y perdigones, hayan detenido a Manuel Castillo (68 años), presidente de la Asociación de Productores de Apure (AGAPURE), y a otros 11 trabajadores que se negaron a entregar un porcentaje del queso que producen diariamente para que cada venezolano tenga en su mesa los alimentos que necesita.

Destacamos que los ingresos de la producción primaria de acuerdo a los artículos 225 y siguientes de la Ley Orgánica del Poder Público Municipal (LOPPM) no pueden ser gravados por los municipios de ninguna forma. La taxación de la actividad primaria es solo competencia nacional, y no de competencia local.

En consecuencia, el queso, la carne u otro producto de origen primario de ninguna manera podrá ser gravado por los municipios a través de porciones del ingreso bruto como se pretende hacer actualmente en varias regiones.

En tal sentido, es inconcebible desde una óptica tributaria sensata y apegada a las normas vigentes que un ente local o estadal acuda a gravámenes creados por alcaldías o alcaldes, dejando de lado los principios que consagra la Constitución de la República.

FEDENAGA insta nuevamente al gobierno Nacional a trabajar para permitir que los alimentos producidos “Heroicamente” en el campo, lleguen a los millones de hogares venezolanos de manera regular y sin contratiempos. Recordamos que ya el sector agroproductivo atraviesa una complicada situación que sumada a este tipo de hechos irregulares e ilegales solo promete agudizar la crisis de abastecimiento que vive el país.

Pin It on Pinterest

Share This