Debido a los controles de precios que viene implementando el gobierno nacional desde hace varios años, Venezuela tiene actualmente el precio de la carne más barato del mundo que se cotiza alrededor de los 0,8 centavos de dólar, sin embargo, internacionalmente se puede cotizar en 1,3 dólares por kilo y eso ha impulsado el contrabando de extracción a través de los distintos estados fronterizos.

La denuncia fue realizada este martes por el presidente de la Federación Nacional de Ganaderos (Fedenaga), Carlos Odoardo Albornoz, quien aseguró que es necesario que se levanten los controles de precios, a fin de evitar consecuencias como el contrabando.

“Nosotros fuimos el décimo productor de carne en el mundo en años anteriores y aunque no exportábamos, logramos abastecer un alto porcentaje del mercado nacional. Ahora la caída de la producción es significativa y esto afecta sin duda alguno a los venezolanos”, precisó.

Señala que se deben cambiar las políticas que han acabado con el sector productivo del país, porque de lo contrario el problema de la escasez y el desabastecimiento de productos se mantendrá en el 2017.

“El actual modelo económico está sometiendo, por el tema ideológico, a la producción nacional y esto debe cesar de manera inmediata. Lo que ha ocurrido a lo largo y ancho del país no es un hecho casual porque desde el año 2002 hemos visto como el gobierno ha implementado instrumentos legales como la Ley de Tierras, que desestimula la producción agrícola y pecuaria en el país”, dijo.

El presidente del gremio ganadero, declaró en el marco de un foro organizado por la asociación Acción Campesina, que existe un grave problema de inseguridad rural lo que estimula de manera importante el contrabando de extracción de ganado.

“Podemos asegurar que han aumentado 170% los secuestros rurales en los estados Guárico y Aragua. Igualmente en la zona sur del estado Zulia, los ganaderos están siendo azotados por las bandas delictivas que operan en los campos. Además podemos señalar que el lamentable que los estados más afectados por la inseguridad sean gobernados por personas que fueron ministros de Interior y Justicia”, opinó.

Albornoz precisa que para solucionar la problemática económica que tiene el país, es prioritario un cambio de gobierno y por supuesto una transformación profunda de todo el aparato legal que rige al sector primario de la economía.

“La Ley de Tierras debe ser la columna vertebral de la economía venezolana. Pero debe ser una Ley concertada con todos los sectores que trabajan en el sector agrícola y pecuario. Debemos tener un cambio económico profundo y un cambio político que impulse la producción nacional y disminuya las importaciones”, sentenció.

Por otra parte, el presidente de Fedenaga aseguró que se necesitan más de 17 mil millones de dólares para reactivar el sector agropecuario nacional y de realizarse esta inversión “en dos años y medio pudiéramos superar la crisis agroalimentaria”.

Finalmente, resaltó que las 83 asociaciones que agrupa el gremio ganadero están comprometidas con seguir produciendo en Venezuela, a pesar de las dificultades.

Pin It on Pinterest

Share This