La movilización nacional convocada para el próximo jueves 1 de septiembre en Caracas contará con los trabajadores si estos deciden participar pues Fedecámaras no hará exigencias laborales para ese día.
Así lo afirmó el Presidente de Fedecámaras en el estado Nueva Esparta, Andrés Rodríguez Ghersi, asegurando que la concentración que promueven los partidos de oposición conjuntamente con la sociedad civil es respuesta a las precarias condiciones que está viviendo el país a consecuencia de políticas económicas y sociales erradas, por lo que como fuerza empresarial no limitarán la participación de sus trabajadores, pues igualmente se encuentran seriamente afectados.

Aseguró que la central empresarial está dando total libertad a los trabajadores para que se expresen ese día como consideren, “aunque como gremio, ni las empresas estamos convocando a un paro como tal, pensamos que si ese día la movilización no permite trabajar, o los trabajadores quieren incorporarse a la jornada ciudadana todo pudiera fluir como una especie de paro general”.

Insuficiente abastecimiento

En relación a la temporada vacacional en el estado Nueva Esparta, dijo que ha sido muy negativa para la isla de Margarita, y aunque el comercio no ha podido recuperar sus inventarios están en desacuerdo con que solo unos pocos empresarios sean llamados a importar con ciertas prerrogativas.

“No nos parece correcto que se convoque solo a unos pocos a realizar importaciones porque la necesidad es generalizada y todas las empresas deberían tener las mismas condiciones para dar suministro y abastecimiento a la isla”, dijo Rodríguez ante la aparición de productos importados por empresas cuyos nombres y representantes se desconocen.

Precisamente consideró el empresario, que las estrategias del Gobierno para mejorar el abastecimiento de alimentos y otros productos en la región no han tenido buenos resultados, pues las toneladas que se anuncian no cubren ni remotamente las necesidades de la isla, “ni para los habitantes ni para los turistas alcanza”, por eso insiste que la situación sigue siendo muy precaria.

Lo que más preocupa al empresariado es lo que pueda pasar en los próximos meses pues se esperaba el comportamiento de la temporada para tomar decisiones, “y por lo que estamos observando es probable que se den nuevos cierres de empresas y por supuesto aumento de la cesantía laboral”, afirmó, asegurando que el incremento salarial impactó drásticamente a las empresas y la consecuencia es que no van a poder mantener la misma cantidad de empleados e incluso sostenerse a sí mismas.

Dentro de las más afectadas pudieran estar las del ramo de la construcción en virtud que dentro de su estructura de costo el gasto de personal es altamente representativo.

Sostiene Rodríguez que una vez más se demuestra que el poder adquisitivo no se mejora solamente por la vía del aumento salarial, que en este caso ni siquiera alcanza para cubrir el 25% de la canasta familiar.

“Las políticas económicas necesarias se sabe cuáles son, mayor producción y limitar la burocracia para que las empresas sean más productivas”, afirmó.

Fuente: El Universal

Pin It on Pinterest

Share This