El presidente de Fedecámaras Mérida, Marcos Delgado, afirmó que el incremento de la unidad tributaria, además de incidir en el bono de alimentación, afectará en gran medida al sector comercial y turístico en la entidad andina.

“El turismo es uno de los sectores más afectados, porque en los hoteles hay una ocupación de empleados que es realmente impagable en los momentos actuales sin producción y al no haber producción por supuesto se convierte en sal y agua para los empleados, simplemente”. El empresario aseveró que en general el porcentaje de productividad actual de las empresas no genera los recursos económicos necesarios para la cobertura de beneficios de ley como el bono de alimentación.

“Nuestras estadísticas indican que estamos alrededor del 30% de producción de las empresas y en el comercio un poquito más entre 35 y 37 % y con esos números no es posible absorber los nuevos incrementos en los costos de las empresas”.
Aseveró que el trabajador también resulta perjudicado con la nueva medida porque solo 28% de lo que ingresa es para el cálculo de prestaciones sociales.

“Cuando termine su relación laboral 27 años después con un 600 % de inflación va a ser muy difícil disponer de ese dinero para adquirir una casa, un automóvil”. Delgado exhortó al Gobierno nacional a aplicar medidas que incentiven la producción y fortalezcan la unidad monetaria nacional.

Fuente: Globovisión 

Pin It on Pinterest

Share This