La presidenta de la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela, Marisela Rojas, acompañada de los representantes de la Cámara de Industriales, Inmobiliaria y de Construcción, exhortó a las empresas públicas y privadas a no sancionar a los empleados que no vayan a sus puestos de trabajo el 1º de septiembre por asistir a la concentración que se realizará en Caracas, con el fin de exigir la activación del referendo revocatorio.

“Hacemos un llamado al sector empresarial para que garantice el derecho de los trabajadores que deseen cumplir con su libre voluntad de participar o no en la gran toma de Caracas, que se realizará el próximo jueves”. Aseguró que el llamado no obliga al sector a colaborar con las acciones que emprenderán los ciudadanos que quieren un cambio político, pero si recomienda respetar las expresiones del personal que labora para la empresa.

Aseveró que la situación económica que atraviesa el país es un motivo que impulsa al gremio a solicitar la activación del referendo revocatorio, el cual debe realizarse este año según los lapsos establecidos en la Constitución de Venezuela. “Estimamos que esta sería la vía más expedita para aliviar las tensiones políticas y sociales, en las que lamentablemente se encuentra inmersa nuestra sociedad”, consideró.

Fuente: El Periodiquito

Pin It on Pinterest

Share This