A propósito de todos los acontecimientos que se han dado a lo largo de los más de 40 días de protesta, el presidente de Fedecámaras Bolívar, Fernando Cepeda, afirmó que desde las últimas medidas tomadas por el Tribunal Supremo de Justicia y el Primer Mandatario, las manifestaciones han sido constantes en la entidad, sobre todo en los municipios Heres y Caroní, y en las ciudades de San Félix y Upata, donde miles de jóvenes reclaman que se retome el hilo constitucional, se tengan alternativas políticas diferentes a las que plantea el gobierno, y no se implemente una Asamblea Nacional Constituyente que no está estipulada en la Constitución de 1999.

En conversación con Richard Fortunato, Cepeda explicó que la capacidad instalada de gran parte de las empresas del estado esta entre un 15 y 20%, “otras incluso más bajas“. Recordó el caso de la Siderúrgica del Orinoco (SIDOR), que en manos de empresarios privados producía 4.200.000 toneladas de acero líquido, “el año pasado, produjeron 186 mil (…) vemos cómo la capacidad operativa de estas empresas esta completamente mermada“.

Por su parte, recalcó que sólo el 53% de los comercios saqueados en diciembre, que fueron más de 600, han recibido el préstamo propuesto por el gobierno nacional, por lo que el 47% restante aún no ha podido poner en funcionamiento nuevamente su empresa, “se llevaron neveras, implementos sanitarios, instalaciones eléctricas, pesas y cortadoras (…) un 85% fueron locales que expendían alimentos“.

Pin It on Pinterest

Share This