A propósito del reciente aumento salarial anunciado por el mandatario nacional, Nicolás Maduro, que entró en vigencia este primero de mayo, Día Internacional del Trabajador, la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras), Bolívar, representado por su presidente Fernando Cepeda, se pronunció al respecto.

El incremento salarial oficializado por el Gobierno nacional de 60%, sitúa el sueldo mínimo mensual en 65 mil bolívares, mientras que el bono de alimentación fue ajustado de 12 puntos de la Unidad Tributaria a 15 puntos, lo que representa el cambio de 108 mil bolívares a 135 mil bolívares. Con esta modificación, el salario integral de los trabajadores venezolanos es de 200.021 bolívares mensuales.

Asimismo, aprobó que el cestaticket sea depositado en bolívares. De igual forma, el Jefe del Estado otorgó un bono “especial” para los pensionados, con el que el ingreso queda en 84.527,3 bolívares mensuales.

En relación con este tema, el economista Fernando Cepeda, opinó que nuevamente el Gobierno nacional oficializa un aumento salarial ignorando los reglamentos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), donde deben participar los empresarios, Ejecutivo nacional y sindicatos; para poder establecer las políticas salariales que sean de beneficio para los venezolanos.

A su juicio, este incremento salarial incide negativamente en el poder adquisitivo de los trabajadores, tomando en cuenta que los precios de bienes y servicios también continuarán elevándose todavía más, por lo que los ajustes de sueldos se irán como “sal y agua”, aseverando que “mientras el Gobierno siga empeñado en atacar las consecuencias y no las causan que verdaderamente disparan la inflación, no existirá aumento salarial que valga. El poder de compra seguirá empobreciéndose cada vez más”, señaló.

De igual forma, el presidente de Fedecámaras Bolívar, mencionó que en medio de este panorama, las pequeñas y medianas empresas que todavía se han logrado mantener abiertas, a pesar de la crisis económica que atraviesa el país, tendrán mayores desventajas para sobrevivir; considerando que en la mayoría de los casos, sus niveles de inventario son limitados, y no cuentan con capacidad de renovar mercancía. Además estas Pymes no están en condiciones de mantener gastos operativos, lo que incidirá directamente en las cifras de desempleo.

Para Cepeda, es necesario que se ejecuten nuevas políticas económicas que realmente contribuyan a mejorar la pésima situación que está acabando con el aparato productivo nacional, y para ello se requiere de un cambio de Gobierno. “De continuar empeñados en el Plan de la Patria, Venezuela seguirá cada vez peor. No hay producción porque el Gobierno se ha enfocado en las importaciones, y en destruir a los productores nacionales”, sentenció.

Ante este panorama, vale la pena mencionar el reciente cálculo realizado por el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM), donde se muestra que el precio de la Canasta Básica Familiar -CBF- de marzo de 2017 es Bs. 1.068.643,25; lo que significa que para una familia promedio de cinco integrantes, se requiere de al menos cinco salarios mínimos para poder cubrir los gastos básicos del mes.

CIFRAS

14 aumentos salariales otorgados por Nicolás Maduro en 4 años

37 incrementos aprobados por el Gobierno socialista en 18 años

60% se elevó el sueldo mínimo mensual este 1 de mayo

200.021 bolívares mensuales quedó establecido el salario integral

Fuente: Nueva Prensa Guayana

Pin It on Pinterest

Share This