La desaparición del mercado automotor es uno de los riesgos que se corren en el país de no corregir las políticas económicas que ejecuta el gobierno y que han provocado que, en comparación con el año 2012, el mercado haya caído 91%. Así lo expuso, José Luis Hernández, presidente de Cámara de Fabricantes Venezolanos de Productos Automotores, durante el foro Perspectivas Económicas 2017, celebrado ayer.

“Estamos frente a la desaparición de la industria de automotriz” sentenció Hernández, quien señaló que producen autopartes por debajo de la capacidad instalada para atender 3 mercados actualmente mermados: las ensambladoras que demandan 5% de su producción; el parque automotor conformado por 4,2 millones de vehículos, al que les proveen 50% de los repuestos por caída del poder de compra de los clientes, y el mercado de exportación. Cubrir estos requerimientos se les hace más difícil, denunció porque no cuentan con acero ni aluminio nacional para producir.

Francisco Acevedo, presidente de la Asociación de Químicos, indicó, por su parte, que ellos proveen insumos a otros sectores y en 6 a 8 meses podrían aumentar 70% la producción ” en condiciones normales”. Sin embargo, de no haber cambios en el modelo económico seguirá cayendo la producción.

Tito Lopez, presidente de la Cámara de la Industria Farmacéutica, también tomó la palabra y lamentó que 98% de los insumos que utilizan son importados y que el gobierno solo haya cancelado 10,4% de las divisas que requieren. Consideró que el resultado es que al cerrar 2016 habrá una baja en la producción de 51% en la cantidad de unidades producidas.

Manuel Felipe Larrazábal, presidente de la Cámara Venezolana de Alimentos, dijo que de acuerdo con estudios que han realizado, el principal problema del país es el desabastecimiento y que el índice de escasez de alimentación que se ubica en 95%. Dijo que, mientras en 2011 se consumían 11 kilos per capita por mes, en el primer semestre de este año la cifra descendió a 13. Reveló que en octubre la fabricación de alimentos según el índice Cavidea cayó 77%.

Un país industrializado. Pese al panorama negativo, los industriales esperan que en 15 años estén operando en el país 30.000 fábricas que generen 2,2 millones de empleos, exporten productos por 10 millardos de dólares y que su desempeño genere un crecimiento en la participación del producto interno bruto de 22%, aseguró Juan Pablo Olalquiaga presidente de Conindustria.

En el encuentro, se presentaron propuestas para lograr cambios que lleven a lograr el desarrollo industrial. Entre los cambios que deben producirse para que el país experimente el crecimiento económico al que aspiran representantes del sector se encuentran la corrección de las cuentas del Estado, la definición de un marco legal que potencie la manufactura, el desmontaje de los controles de precios y de cambio, así como la eliminación de las guías de movilización.

Mientras tanto miembros de todos los sectores coinciden en que requieren materias primas para producir porque hay capacidad instalada. Consideran que hay que modificar la ley del trabajo para atraer el talento que se fue del país y exhortan al gobierno a que pague la deuda con los proveedores internacionales que se ubica en 12 millardos de dólares.

Los industriales destacaron que desean un país con libertades economícas, seguridad jurídica, con valores, calidad de vida y reglas claras para poder atraer inversiones extranjeras, progresar y ofrecer bienestar a los venezolanos.

LA CIFRA
12 millardos de dólares es la deuda del gobierno con los proveedores internacionales, según Conindustria. Los empresarios le piden al Ejecutivo que cancele ese monto

En “depresión económica”
Jesús Casique, director de Capital Market Finance, señaló durante el evento de Conindustria que después de 8 trimestres en caída, como consecuencia de los controles de precio y cambio, el país llegó a una “depresión económica”.

Estimó que el año cerrará con una inflación de 585%, y advirtió que el nuevo salario mínimo establecido en 27.092 a partir de noviembre, equivale en términos reales a 187,68 bolívares del año 2008 a consecuencia de la inflación.

Según sus cálculos, de levantarse el control de cambio casi no habrá recursos que puedan ser llevados fuera del país. “En las reservas internacionales quedan 11 millardos de dólares, este año experimento un descenso de 32%”.

Fuente: El Nacional

Pin It on Pinterest

Share This