Baja rentabilidad de producción de maíz blanco, no sólo hace que productores almacenen en silos el producto, sino que pone en peligro próximo ciclo de cosecha. Así lo explicó Celso Fantinel, segundo vicepresidente de la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios (Fedeagro) y representante de los productores, quien señaló que el ajuste inconsulto de precio, el pasado mes de mayo, a Bs. 96,50, se hizo insuficiente con el alza inflacionaria.

Subrayó que el patrón de costos, a fin de cubrir gastos es Bs.210, lo que sumado a un 20% de ganancia, indicaría que se debe pagar en Bs. Bs. 260 por kilogramo. A pesar de ello, estarían dispuestos a aceptar la propuesta de la agroindustria de Bs. 244, por representar menor pérdida y una oportunidad para prepararse ante el ciclo de invierno, que arranca en occidente el 20 de abril y en junio al oriente del país.

-Si no se le da rentabilidad a la cadena, perderemos la siembra de maíz blanco. De no haber una decisión favorable, en la presente semana, en el siguiente ciclo muchos productores no querrán sembrar este maíz.

Sobre el balance de maíz llevado a silos, explicó que la estimación de hectáreas sembradas (140.000), a rendimiento de 3.000 kilogramos por hectárea, podría resultar en 420 toneladas de maíz blanco, suficientes para cuatro meses de consumo.

Sobre el precio

Días atrás el presidente Nicolás Maduro, pidió a la comunidad internacional petrolera revisar los precios del producto por considerarlos rentable. En tal sentido, Fantinel aseveró que sector atraviesa por iguales condiciones y, por tanto, también solicita revisión del precio.

-Necesitamos que se revise nuestro precio y el de la agroindustria que es quien nos paga la cosecha… El productor de maíz podría ir a la quiebra, así como llevaron a los azucareros, caficultores y otros.

Manifestó que propuesta hecha en julio por productores de Bs. 260, por costo de producción del maíz, “se quedó corta”, ante mega inflación.

Costos en aumento

Fantinel aseveró que el incrementó de menor impacto ha sido el de mano de obra, puesto que el costo de un tractor, por ejemplo, aumentó 25.000%, mientras que rehacer un motor de estos cuesta hasta 7.000% más que el año anterior. La batería para vehículos incrementó 1.500%, y el combustible 500%, ya que el gasoil es llevado a las fincas entre Bs. 12 y Bs. 13, a pesar de que se debe pagar en Bs. 0,50.

Sobre la dotación de semilla de maíz para el próximo ciclo, expresó que para sembrar 650 mil hectáreas, de necesidad total, se requerirían 800 mil sacos de semilla y a penas cuentan con 200 mil bolsas. Se requiere que el resto de la semilla llegue, a más tardar, entre marzo y abril de 2017.

Fuente: El Impulso

Pin It on Pinterest

Share This