La Confederación Venezolana de Industriales, Conindustria, manifestó su solidaridad con el presidente de la Federación Nacional de Ganaderos, Fedenaga, Carlos Odoardo Albornoz, a quien le expropiaron su finca por retaliación política.

El pasado mes de junio, el Instituto Nacional de Tierras (INTI) anunció por redes sociales que había decidido iniciar el “rescate” autónomo de la finca “El Gólgota”, en Chaguaramas, estado Guárico, propiedad del presidente de Fedenaga y, esta semana, se le entregó formalmente el documento donde se anuncia la medida.

La argumentación que suele utilizar el gobierno para aplicar expropiaciones es que las tierras están ociosas. Sin embargo, la finca El Gólgota tiene sembradas más de 700 hectáreas de maíz y produce más de 1,6 millones de vasos de leche al año y 46.000 toneladas de carne.

Albornoz afirmó que la acción del INTI es una retaliación por la lucha emprendida por Fedenaga por el restablecimiento de la democracia en Venezuela. No obstante, aseguró que los productores agropecuarios seguirán trabajando por recuperar al país.

En un comunicado, la directiva de Conindustria rechazó este tipo de actuaciones por parte del gobierno, para amedrentar a quienes expresan su opinión.

Asimismo, destacó que las políticas que atentan contra la propiedad privada (expropiaciones, confiscaciones, ocupaciones, “rescates” y expoliaciones) solo han generado caída en la producción nacional, desabastecimiento e inflación que se traducen en menos productos para los venezolanos.

El Estímulo

Pin It on Pinterest

Share This