Los problemas políticos, económicos y sociales de Venezuela obligan a los sectores del país a participar en acciones que desencadenen en una posible salida. En Lara, las dos últimas semanas, gremios económicos, profesionales y estudiantiles han presentado en el Consejo Nacional Electoral (CNE) y en el Ministerio Público (MP) documentos en los cuales solicitan la paralización del calendario para la Asamblea Nacional Constituyente y la impugnación de las Bases Comiciales propuestas para el presidente de la república Nicolás Maduro.

En los próximos días esperan consignar otro escrito en la Defensoría de Pueblo, a fin de solicitarles igualmente la impugnación las referidas Bases, como institución representante de la ciudadanía y defensora de derechos, entre estos al sufragio. La petición estará sustentada en los incumplimientos de la norma.

Al respecto, Rita Betancourt, presidenta de la Cámara de Comercio de Lara, manifestó que los sectores económicos se mantienen en participación activa en este tipo de actividades, motivado a la preocupación de todas las partes por el futuro del país.

Temen que las modificaciones en la ley atenten contra la propiedad privada y demás garantías de libertad económica. Asimismo lamentan que la falta de transparencia atenten contra emprendedores y ciudadanía en general.

“Las modificaciones que se hagan en la Constitución pueden ser articulados agresivos para la población y eso no propicia un país mejor. Es urgente dar solución a los tantos problemas que enfrenta el país y no creo que con una Constituyente se logre”, expresó Betancourt, quien manifestó que la recomposición del Venezuela inicia con la participación de todas las partes, como iguales. Sin embargo, acudir al proceso Constituyente sería validar las faltas legales con las cuales se lleva a cabo.

Conflictos en Lara

La representante del sector comercio advirtió que la situación es preocupante y que las ventas continúan en descenso, por múltiples razones, entre estas el caos social de las últimas semanas, que les impide laboral como es habitual.

“No es sólo la falta de mercancía o pérdida del poder adquirido, sino también que las zonas comerciales se han convertido en áreas de conflicto… Esos comercios son los más vulnerables”, expresó Betancourt, quien explicó que el sector ha adoptado medidas para resguardar su patrimonio, entre estas, reforzar las santamarías, contratar más personal de seguridad y laborar en un horario de trabajo más corto, que permita a sus empleados arribar temprano a los hogares y cerrar el establecimiento, para así evitar cualquier incidente.

A estas complejidades se suma la activación del nuevo sistema de Divisas Complementarias (Dicom), cuya primera subasta fijó la tasa en Bs. / $ 2.010, lo cual juicio de la presidenta de la Cámara de Comercio tendrá sus efectos sobre la inflación, la empujará a la alza, sin que esto atienda las verdaderas demandas del sector a propósito de impulsar la producción.

El Impulso

Pin It on Pinterest

Share This