Puerto Cabello, mayo 15 (Prensa Cámara de Comercio).- La centenaria Cámara de Comercio de Puerto Cabello, atendiendo a los recientes eventos acaecidos en el país, envía un mensaje institucional y de respeto a la Constitución, a las leyes, la libre empresa, y a todas los gremios que conforman la sociedad.

La Junta Directiva, en reunión extraordinaria, manifestó su desacuerdo a un proceso de Asamblea Nacional Constituyente. Considera que el país reclama soluciones a los problemas que aquejan a toda la población venezolana y que se profundizan, día a día, en materia de desabastecimiento de alimentos, medicinas, inflación, pérdida creciente del poder adquisitivo, inseguridad e inestabilidad política, social y económica.

No es mediante una reforma a la Carta Magna que se resolverán las exigencias de los ciudadanos. Lo que se requiere es un cambio de modelo económico; es la adopción urgente de medidas que de manera definitiva, restablezcan el orden jurídico, social, sobre la base de la restitución del ambiente democrático del país.

Con respecto a las repercusiones que podría traer el decreto en Puerto Cabello, donde se halla el puerto marítimo más importante y de mayor valor económico de Venezuela, aseguraron que mermará – aún más- la producción, lo que causará más desempleo y escasez en el municipio.

La organización que agrupa a los empresarios porteños, hace un llamado a la comunidad empresarial, ya que el momento actual es crítico y está en juego la República. “Debemos salir adelante, acompañando al ciudadano con responsabilidad, compromiso, trabajando por el país y resguardando los puestos de trabajo de miles de venezolanos”.

Firme a los valores

La Cámara de Comercio de Puerto Cabello se mantiene, hoy más que nunca, firme en el respeto a sus valores y principios estatutarios en defensa de la democracia, la soberanía y la libre iniciativa empresarial. Por ello, ratifican su posición de no apoyar la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente y de considerar que la única forma de que Venezuela pueda apuntar hacia un crecimiento sostenido es que se implemente un plan para recuperar la confianza de los inversionistas.

Para esta Cámara como ente empresarial y como venezolanos, imperiosos le resulta el respeto y la tolerancia, para la activación del aparato productivo y el parque industrial que permita la creación de empleos, así como el normal acceso a los bienes y servicios, que sin duda redundará en la reactivación de la actividad marítima, portuaria y aduanera de Puerto Cabello, hoy deprimida y sin claros signos de recuperación.

Pin It on Pinterest

Share This