Alfonso Riera, primer vicepresidente de Consecomercio comentó sobre el anuncio del aumento en la Unidad Tributaria, decretado el pasado domingo por el Presidente de la República y cómo éste incide en los comercios públicos y privados.

“La incidencia es directa a los gastos empresariales”, explicó, debido a que repercute en el cálculo del ticket de alimentación que incrementa y genera una distorsión en los gastos empresariales, “estamos atrapados en una maraña de controles. El gobierno tratando de controlar todo, perdió el control”.

Riera estima que la inflación supera el 700% y que esto obliga al ajuste salarial y tributario “el problema es que se escatiman gastos, pero no generan ingresos”, añadió.

Además señaló que si se incentivara el factor productivo podría haber una nivelación, pero “estamos llegando a un embudo que no va a parar. Para salir de una crisis hay que estar consciente de ella“.

Escucha la entrevista completa en Fedecámaras Radio

Pin It on Pinterest

Share This