Los recientes ajustes en el área educativa fueron considerados como cambios “de última hora”, que alteraron la planificación y organización académica y administrativa, ya existente en centros educativos para el año escolar 2017-2018; así lo informó la profesora Nancy Gómez, ex presidente de la Asociación Nacional de Institutos de Educación Privados (Andiep).

De acuerdo a la también Tesorera de la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción (Fedecámaras), capítulo Bolívar, el tiempo que tuvieron para entrenar a los docentes y preparar al sector educativo fue muy corto, considerando que la estructura de costos, al igual que las cargas horarias y profesores, ya estaban organizadas para el inicio de clases en la mayoría de los colegios.

A tan solo un mes para el comienzo de clases de educación media, el ministerio de Educación modificó el currículo escolar, donde resaltan entre los ajustes el incremento de las horas académicas y cambios en las asignaturas.

Gómez, explicó que la jornada laboral promedia de un profesor pasó de 32 a 36 horas semanales, aproximadamente, a establecerse entre 46 a 48 horas por semana. Es decir, aquellos profesores que solían trabajar en dos centros educativos, o impartir clases particulares, ya no podrán hacerlo por el aumento en la carga horaria.

Ante esta situación, muchos directores de institutos informaron sobre la renuncia de distintos profesores, lo que obligó la reestructuración en planteles. En algunos casos, fue generado un colapso, tomando en cuenta la fuerte carencia de profesores que existe en la entidad, principalmente para asignaturas como matemática, castellano e inglés.

Por otro lado, Gómez señaló que lo positivo de este cambio, es que los docentes desarrollarán mayor sentido de pertenencia, ya que trabajarán en una sola institución.

En el caso de las materias, Gómez sostuvo que el tiempo de asignaturas importantes para la formación del alumno como Castellano o Lenguaje, fue establecido para 4 horas semanales; mientras que Educación Física o Deporte, el Ministerio de Educación decidió que deben ser impartidas en 6 horas semanales. Asimismo algunas materias que solían darse de manera individual, ahora las organizaron en conjunto.

De igual modo, se crearon grupos de interés de al menos 6 horas en la semana. Esta iniciativa servirá como áreas complementarias de educación práctica. Sin embargo, esta normativa influyó en el aumento del tiempo en los horarios de clases.

Para la profesional en educación, el nuevo currículo escolar presenta algunas incoherencias, al igual que no se corrigieron unas fallas, no obstante consideró que es una nueva oportunidad para innovar y generar otros contenidos, además de estimular mayores estrategias de aprendizaje.

Jornada habitual alterada

Los ajustes aprobados por el Ministerio de Educación para los estudiantes de bachillerato, no solo desordenaron la organización en los colegios, también influyó en la jornada habitual de padres y representantes.

Luego del incremento de las horas de clases, los alumnos que solían salir al mediodía, ahora salen a las 3:30 de la tarde, aproximadamente, dependiendo del instituto. En este punto, el tema del almuerzo, es otro aspecto importante que vienen denunciando distintos padres y representantes.

Algunos dueños de centros educativos eliminaron el turno de la tarde, lo que generó el aumento de secciones, y a su vez el número de alumnos en el horario de la mañana. Ante esto, los padres y representantes que acostumbraban buscar a sus hijos al salir del trabajo, deberán recurrir al servicio de transporte particular, lo que incide negativamente en el presupuesto familiar mensual.

Pin It on Pinterest

Share This