El presidente Nicolás Maduro anunció el pasado jueves el cuarto aumento salarial del año, con lo cual el ingreso mínimo integral quedará en 90 mil 812 bolívares, a partir de mañana primero de noviembre.
Este aumento salarial del cual el sector industrial y empresarial venezolano ya veía venir empeorará la situación económica, pues encarecerá los costos de bienes, servicios y de producción y por ende, hace más difícil la producción porque no hay rentabilidad.

Lo anterior lo argumenta el presidente de la Cámara de Industriales del estado Lara (Cilara) Giorgio Reni, quien a principio de mes también alertaba este aumento de 40%, al tiempo dijo que es un agravante para los empleados, debido a que el aumento de la cesta ticket no suma al salario final, pero representa más del doble del salario mínimo y se vuelve sal y agua. “La solución no es aumentar, la gente tiene que ganar más dinero para cubrir sus necesidades básicas, al tener mejores productos se vende más y mejor”.

Reni ha sido reiterativo y contundente en decir que mientras no haya un cambio estratégico real y profundo de la economía venezolana “vamos a tener los mismos resultados de lo que ha venido sucediendo en el país, por no revisar la política económica”. Esto traerá más inflación, más escasez; en conclusión, el cierre de muchas empresas y por ende, más desempleo.

Conindustria, en un comunicado dejo claro que:

“Venezuela atraviesa la crisis económica más grave de su historia contemporánea. La extraordinaria inflación generada por el errado manejo de la política monetaria; el cierre de empresas producto de una política de Estado que durante años estimuló la importación de bienes terminados en desmedro de la manufactura local; la política errada de expropiaciones y una política de control de precios que ha estrangulado la viabilidad de las empresas; la disminución de la producción como consecuencia de la falta de materias primas locales e importadas, a su vez producto de un control de cambios que imposibilita el pago de las deudas que los empresarios tienen con sus proveedores internacionales, y que ahora restringe el comercio internacional al mantener una práctica desconocida en el manejo de las divisas que pertenecen a los venezolanos.”

EN DESTAQUE

Alberto Gámez, presidente de Fedecámaras Lara a partir de mañana “con dolor”, habrá muchos cierres de empresas y sobre todo las pequeñas y medianas empresas y el Gobierno sigue sin tomar en cuenta las consecuencias de estos aumentos inconsultos, esto traerá miles de desempleos. Más del 70% de las empresas no pueden asimilar ajustes, advirtió. Muchas empresas se irán de vacaciones el 15 de noviembre, otras el 1ero. de diciembre y otras no abrirán.

Fuente: El Informador 

Pin It on Pinterest

Share This