Los últimos anuncios del presidente de la República, son un paso más en la dirección equivocada, porque ahora el control total sobre la producción, la distribución de todo lo que tiene que ver con los alimentos del país, depende única y exclusivamente de la discrecionalidad del Presidente de la República y del Ministro de la Defensa.

El pronunciamiento lo hizo el presidente de Fedecámaras, Francisco Martínez, al fijar posición en torno a esta decisión, la cual calificó como “más de lo mismo”, afirmando que en el país existe una burocracia de 2,4 millones de funcionarios que le cuestan un dineral al país, para que entonces el poder este concentrado en dos personas.

Esto para nosotros en este momento, no lo podemos ver con otros ojos que no sean los de preocupación y de mucha angustia, porque ahora las Fuerzas Armadas que, de acuerdo con la Constitución, son los encargados del resguardo de la soberanía nacional, de la seguridad de las personas y los bienes dentro del territorio nacional, ahora son lo que tienen que controlar la producción y la distribución de los alimentos en el país-, asegura el líder empresarial.

Advierte que este no es un tipo de relación lógica, y menos una relación que de un mensaje que de confianza a los inversionistas, nacionales mucho menos a los inversionistas extranjeros, es una señal muy negativa para el resto del mundo.

Caso Kimberly Clark

Sobre la paralización y toma de la empresa Kimberly Clark, el presidente de Fedecámaras, deplora ambas situaciones, sobre todo porque se trata de una empresa de esta talla.

En principio, las primeras noticias que nosotros estábamos manejando la semana pasada, es que se trataba de un cierre temporal a futuro, pero ya el lunes se anunció que es un cierre definitivo, donde además se produce la intervención por parte del Gobierno Nacional. Esto es algo que no es conveniente y origina que las pocas empresas con inversiones extranjeras que quedan en el país, salgan en desbandada, huyendo del país prácticamente, dejando las operaciones a un lado, de allí que ejecutivo, de forma insólita, no hace nada para que las inversiones extranjeras se queden en el país, pero ahora sale con todas las soluciones para la reapertura de las operaciones de Kimberly Clark, que vamos a ver hasta cuando pueden producir de forma eficiente, recordemos que Clorox tengo entendido que no esta operando, por lo menos sus productos no se ven en los anaqueles de los comercios, luego de que intervinieron la empresa y no se ha sabido que es lo que ha pasado con ella, como la mayoría de las empresas que han intervenido, han ocupado, han expoliado que terminan abandonadas-, afirmó.

Señala que los pocos productos que hoy se ven en los anaqueles de los

negocios, son por parte de los esfuerzos que hacen a diario las empresas privadas venezolanas.

Queremos ver las garantías

Consultado en torno a la propuesta del Vicepresidente del Área Económica a los empresarios, sobre la alternativa de que traigan las divisas del exterior, que el gobierno les dará todas las garantías para que las inviertan.

-Lo primero es que nos digan cuales son las garantías, a lo mejor la cifra que menciona Pérez Abad es inmensamente superior, pero lo que está mal es que no sabemos dónde están esas condiciones creadas para que las inversiones estén garantizadas, en este momento no hay un marco legal que garantice esas inversiones en el país-, afirma.

Martínez asegura que después de 17 años de aplicación de un modelo económico fracasado, cuando el país atraviesa por la crisis económica, política y social más aguda de toda la historia, cuando no se ve por ninguna parte ninguna voluntad de rectificación, resulta cuesta arriba creer en unas promesas de un gobierno que se ha caracterizado por incumplir lo que ofrece.

Fuente: El Impulso

Pin It on Pinterest

Share This