Francisco Martínez, presidente de la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras), invitó al Gobierno nacional a sentarse en un diálogo objetivo y técnico, “que está exigiendo y demandando la emergencia que tenemos en el país”.

Para el representante gremial, el Gobierno sabe todos los problemas que atraviesa Venezuela, pero insisten “en este modelo que realmente no sé cuándo se van a dar cuenta que van por el camino equivocado”.

Martínez resaltó la importancia de que el Banco Central de Venezuela (BCV) anuncie las cuentas nacionales para la planificación de los sectores. “Esto es igual que conducir un vehículo con los ojos cerrados, tú nunca vas a ver cuál es la dirección adecuada”.

Martínez explicó que dentro de esas cifras se incluyen los ingresos y gastos del país, cómo se comportó el Producto Interno Bruto (PIB). Indicó que estos datos sirven para saber cómo está cada uno de los sectores.

El presidente de Fedecámaras considera que la única motivación que tiene el Gobierno para no publicar las estadísticas es no reconocer la realidad.

Sobre importaciones

Francisco Martínez recalcó que los alimentos importados que vende el Estado a través de los llamados Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) pueden ser producidos por los industriales del país, lo que generaría un importante ahorro a la nación. “Lo más triste es que por cada kilo que viene en esa bolsa de CLAP, por cada dólar que utilizan para traer ese kilo de México o de donde lo consigan, ese mismo dólar, poniéndolo a la disposición para la producción de bienes y servicios en el país se pueden producir de cuatro a cinco kilos”. Criticó que el Gobierno “insiste” en creer que el problema de la escasez de los alimentos “está en controlar la distribución y no en estimular la producción”.

Fuente: Entorno Inteligente

Pin It on Pinterest

Share This